HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 11/01/2020 - 09:54 AM

[EDITORIAL] La indignación dura muy poco


La ministra de la Mujer insiste con que el Perú es un país de violadores, debido a los altos casos de agresión sexual

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria Montenegro, se ratificó ayer en Trujillo en sus dichos de que el Perú es ‘un país de violadores’, frase que le ha acarreado tanto críticas negativas como de aprobación. Además, exhortó a todos los peruanos a sumarse a la ola de indignación frente los diversos casos de ese delito. Nosotros coincidimos con la apreciación de la excongresista por La Libertad. 

En la forma y en el fondo. En la forma, es decir, en sus expresiones, hay asidero: su mensaje, advirtió, tiene la intención de resaltar el número de casos registrados a lo largo del Perú. “… cuando digo esa frase (…) simplemente estoy resaltando la cantidad de violadores que le hacen daño al país. Y cuando decimos Perú, país de futbolistas, no es que todos seamos futbolistas, sino que nuestros guerreros se han puesto las pilas y nos han hecho quedar bien…”, sostuvo. Es una buena comparación. En el fondo también coincidimos, porque las cifras avalan a la ministra: datos provenientes INPE indican que, de 95 mil internos, el 20% están presos por casos o de violación o de atentado contra el pudor, pero el 10% (la mitad de ellos) son violadores de niños y niñas. Además, prosiguió, en el 2017 hubo 1.400 casos; en el 2018, 2.800, y en el 2019 tuvimos más de 4mildenuncias por violaciones de niñas y niños. 

“¿Es para escandalizarse o no?”, preguntó. Claro que sí. Es para escandalizarse, pero más es para preocuparse. Porque son datos que no registran violaciones a mayores de edad, que también son abundantes. Si no fuera porque la data del 2019 no alcanza los 5.600 casos de ese delito, sería un crecimiento exponencial. Poco falta para ello. Es una realidad: en vez de disminuir, los casos aumentan. Es cierto que debe extremarse, incluso hasta la exageración, el cuidado a favor del niño, la niña y el adolescente, a favor de la protección de la mujer y sobre todo de la protección y desarrollo humano del país, manifestó Montenegro. 

Pero si la funcionaria solo busca a través de su mensaje que los peruanos se indignen por estos casos, la estrategia no funcionará. La indignación dura muy poco, incluso tiene fecha de caducidad, señora ministra. Hay que tomar medidas efectivas contra los violadores: colocarles grilletes electrónicos al salir de prisión, para monitorearlos; incluirlos en un registro de agresores sexuales, que hasta no se crea por temor y por no vulnerar sus derechos humanos (¿?), y decretar su muerte civil. Algo que hasta ahora no hace el Ejecutivo, teniendo las manos más libres que nunca para hacerlo. Lo han prometido todos los gobiernos anteriores y nos han decepcionado. Es hora de que lo hagan ustedes, si algún resultado diferente quieren tener al final de su mandato.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2020