HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto: cortesía.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 20/09/2020 - 12:31 PM

[Editorial] No hay peor ciego que quien no quiere ver


Vizcarra debe darse cuenta de que se salvó de la vacancia gracias a la pandemia, pero no porque todos hayan creído sus excusas dudosas.

Martín Vizcarra Cornejo acudió el último viernes al Congreso de la República para presentarse en la sesión del debate de pedido de vacancia y, supuestamente, dar explicaciones al país.

Sin embargo, si bien es cierto que el Perú se encuentra en una terrible crisis a causa de la pandemia, ello no significa que los peruanos tengamos que hacernos de la vista gorda y mirar para otro lado.

Tal vez, para muchos, este marco epidemiológico no era el más oportuno para vacar al mandatario debido a que ello hubiese traído consecuencias desastrosas a la economía peruana.

No obstante, eso no significa que tengamos que ponernos una venda en los ojos y santificar las dudas políticas que 32 millones de peruanos hemos escuchado en los audios.

Porque si bien es cierto un grueso de expertos, medios de comunicación y opinólogos apoyaron el hecho de que Vizcarra no deje el sillón presidencial para no sumir al país en crisis, esto no significa que el mandatario no haya dicho lo que todos escuchamos.

Lamentablemente, el huésped de Palacio de Gobierno ha caído en una serie de contradicciones: primero dijo que no conocía al inefable Richard Swing y, luego, reconoció que su voz es la que se escucha en los audios. Después volvió a negar lo innegable.

Por razonamiento lógico, si Vizcarra admitió que esa es su voz, ¿por qué dice que no conoce a Swing? ¿Acaso en los audios el mismo Vizcarra no admite haberse reunido, por lo menos, dos veces con el artista venido a menos? ¿Acaso no se le escucha al mismo Vizcarra decir que: ‘Aquí estamos todos involucrados’? Del mismo modo, este tipo de conversaciones no obedece a la majestad del cargo de presidente de la República y, por lo tanto, los diálogos deben ser investigados en todas las instancias políticas y legales correspondientes.

En nuestra opinión, no es verdad que el mandatario nunca se reunió con Richard Swing; no es cierto que el contenido de esas grabaciones haya nacido en la buena fe para ‘aclarar’ situaciones; no es verdad que esos diálogos sean santos; y tampoco es cierto que el mandatario no haya perdido credibilidad ante la opinión pública (aunque algunas encuestadoras ‘amigables’ digan lo contrario).

La Industria hace votos para que los peruanos abramos los ojos y no nos dejemos engañar por cantos de sirena ni mentiras edulcoradas con miel. Vizcarra debe darse cuenta de que se salvó de la vacancia gracias a la pandemia, pero no porque todos hayan creído sus excusas dudosas. Porque mientras haya corrupción, jamás progresaremos.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020