HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Los abandonos han ido en aumento.

Por: Redacción La Industria

PLAN B

Publicada el 02/08/2020 - 01:49 PM

Huanchaco se ha vuelto en el punto de abandono de perros


La pandemia ha ocasionado que muchas de las personas que asumieron un compromiso al adoptar animales de compañía, se olviden de ellos.

La pandemia que desató el coronavirus en el mundo afectó, y continúa afectando, a millones de personas. Pero no han sido los únicos.

Durante esta crisis sanitaria en el planeta, los animales han sufrido las mismas consecuencias que los humanos, en especial, los que más acercamientos tienen con estos: los animales de compañía. 

Si usted, querido lector, ha visto incrementarse el número de perros y gatos en la calle, y se pregunta el por qué, hay una razón: en crisis, los humanos solo piensan en sí mismos. 

GENERAR CONSCIENCIA

“Huanchaco se ha vuelto el punto de abandono de perros”, señala Úrsula Martínez, administradora del albergue canino ‘Huanchaco al Rescate’, uno de los primeros centros de acopio de perros de calle en la provincia, con 11 años de funcionamiento continuo. 

Martínez cuenta con 42 perros a su cuidado, 29 en el albergue y el resto en su casa. “Los traigo cuando necesitan un cuidado más especial”, apunta. 

Relata que hace pocas semanas, un auto se paró frente al albergue, dejó una canina y se fue, sin decir media palabra. Un abandono de los mucho que conoce. 

“(La pandemia) ha sido muy difícil (de sobrellevar), pero no creo que solamente para los rescatistas, sino para todos los que son animalistas, pues son muy pocos los que cuentan con un trabajo. Muchos son muy jóvenes y no se dan cuenta la gran responsabilidad que es (administrar un albergue), dedicas tu salud, tu trabajo y tu vida al 100 %”, refiere. 

Úrsula solicitó a la municipalidad de Huanchaco un quiosco, para lograr recursos con los que administrar el albergue. “Y tenía otro trabajo en las tardes, pero con la llegada de la pandemia queda solo vivir de los ahorros, y ver la forma para que estos ‘niñitos’ tengan siempre su comida”. 

Los animales de compañía de Huanchaco encuentran amor en los brazos de Úrsula, pero ella espera que la población sea más consciente con el compromiso que adquieren al tener una mascota en casa. 

“Si no hay concientización de la gente, con un orden, para que los vecinos no estén abandonando y reproduciendo innecesariamente, y así tengan más control”, añade. 

CUMPLIR LA LEY

Buscar concientizar a la población exige una responsabilidad, es el papel que le corresponde a las autoridades ediles.

“Las municipalidades deben ser más empáticas. Deben tomar un rol protagónico, la ley 30407 lo dice, las municipalidades deben apoyar a su organización protectora de animales”, refiere Úrsula Martínez. 

“La ley existe, pero no la cumplen”, señala, a su vez, Fernando Armas Abril, médico veterinario. 

“La ley de tenencia responsable exige a las autoridades ediles responder a esta situación. Deberían establecer campañas, registro de mascotas, espacios públicos para los animales, centros de salud para prevención, deberían tener albergues. Pero en La Libertad ninguna municipalidad asume este rol”, señala el médico del Hospital Arhen. 

Debido al desinterés de las autoridades, es imposible conocer el número exacto de animales de compañía en la provincia. “Para aplicar la ley pedían a las municipalidades que realicen como un ceso, que los dueños se inscriban. Pero no les interesa. Hacerlo tenían ventajas y beneficios: si un perro grande agrede, se puede identificar al dueño; si un animal se pierde, igual; si hace desmanes en un jardín, se denuncia”, dice Armas Abril. 

Lo más cerca de un censo que se puede encontrar en las páginas oficiales del Estado es un comunicado del 20 de junio de 2018, en el cual la Gerencia Regional de Salud informa que realizó en el distrito de Víctor Larco un taller de estimación de canes con dueño. “Se estima que por lo menos existe un can por cada cinco victorlarquenses y un gato por cada 13 personas”. 

¿Qué dice la ley 30407, de protección y bienestar animal? En su artículo 7, en deberes del Estado, señala que “El Estado, a través de los sectores competentes, establece medidas necesarias para la protección de los animales de compañía, de manera que se les garantice la vida, la salud y vivir en armonía con su ambiente (...)”.   

Mientras que el artículo 8, referido a albergues temporales, refiere: “Los gobiernos locales, contando con el apoyo de las asociaciones para la protección y el bienestar animal, fomentarán la creación y funcionamiento de albergues temporales para animales domésticos y silvestre en estado de abandono. El Colegio Médico Veterinario del Perú podrá apoyar esta labor delineando normas técnicas mínimas referidas al tema”.  

“Debe haber tenencia responsable. Intención y decisión, es lo que se necesita, el reglamento está, pero no asumen la responsabilidad las autoridades. Solo cuando quieren hacerse famosos. Para dar el ‘gustito’”, critica Fernando Armas, quien fue prefecto regional.

Por su parte, Guillermo Cruz Aguilar, médico veterinario, opina que las municipalidades se hagan cargo de los albergues. “Habrá poco más de 20 albergues, con mínimo 15 perros y 15 gatos, y mayormente ellos viven de sus fondos propios”, señala. 

En ‘Huanchaco al Rescate’, Úrsula Martínez ha tratado de que la municipalidad del distrito se comprometa. “He peleado por un convenio, el cual ya tiene tres años, en el que ellos se comprometen a ayudarnos a las campañas de esterilización que realizamos, en monitorear si hay en el balneario perros abandonados, atropellados o heridos. En teoría, es un trabajo en conjunto, pero muchas veces lo hago yo sola. La municipalidad no tiene gente para el empadronamiento”, se lamenta Úrsula, quien además ha presentado ordenanzas que no le han aprobado, cuenta. 

SALUD PÚBLICA

Un mes antes de la disolución del Congreso de la República, en 2019, los congresistas Alberto de Belaunde y Marissa Glave presentaron el proyecto de ley de esterilización de animales callejeros. Este proyecto consiste en enfocar una política de salud pública para la reducción de gatos y perros de la calle mediante una política de esterilizaciones nacionales dirigidas por el Ministerio de Salud (Minsa). 

La abundancia de perros y gatos en la calle puede generar focos infecciones de enfermedades, y enfoque de salud pública puede permitir que la sobrepoblación de animales ya no sea un grave problema. 

El Estado generalmente organiza campañas de prevención y vacunación antirrábica, “pero curiosamente los que más se vacunan son animales con dueños”, dice el veterinario Cruz. 

“En Laredo -donde Guillermo Cruz hizo su Serum-, los perros callejeros abundan. Yo estaba, en el hospital, en el área de zoonosis. No me creerás que de 4 o 5 personas mordidas, 4 o 3 eran de perros callejeros”, dice. 

El Minsa y el Instituto Nacional de Salud realizan un censo canino para la campaña anual VanCan, pero esto es insuficiente. 

El proyecto de ley mencionado líneas arriba resalta que los animales no solo son portadores de patologías, lo cual es un peligro hacia la salud pública, sino que sufren diariamente por dichas condiciones, efecto de las enfermedades, falta de comida, hogar y abandono.



Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020