HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Por: Redacción La Industria

INDUSTRIA TV

Publicada el 29/12/2019 - 05:00 PM

Lis Rojas presenta su libro inspirado en Brunito, un autista que murió accidentado


Escribe en ‘Va a anochecer’ la historia de su hijo, quien murió en un accidente ferroviario. Ella relata los nueve años que tardó para conseguir justicia.

La historia Bruno Rodríguez, un autista de 11 años que murió en un accidente ferroviario, se cuenta en el libro ‘Va a anochecer’ desde la óptica íntima y valiente de su propia madre, Lis Rojas Loyola.

La escritora trujillana decidió publicar y revelar episodios personales acerca de su lucha de nueve años para conseguir justicia en memoria de su hijo.

“Ha sido bastante difícil escribir el libro. Nace como que he tenido algo pendiente dar a conocer a la población todo lo que pasa justiciable en el Perú; no desde la óptima jurídica, sino de la óptica civil, una persona que sufre por la muerte de su hijo y cómo a través de la fe puede lograr la ansiada justicia”, expresa la autora del libro.

Historia real

El caso de Bruno inspiró a la promulgación de una Ley 29685 que permite salvar a desaparecidos. Una década después, su caso también nos lleva a la reflexión sobre las personas que nacieron con la condición especial de ser sensibles ante el ruido de los sonidos y las imágenes.

“Mi hijo desapareció el 27 de julio del 2010. Brunito corrió en la plaza mayor de Lima, aturdido por el ruido del ambiente, luego se extravío y después de 14 horas apareció muerto. Su hora de muerte fue 9:45pm. Entonces estuvo vivo desde que desapareció 11:30 am hasta que fue accidentado por el tren, porque este le topó el hombro (el tren sobresale un metro al lado del riel), y Brunito estaba caminando en paralelo al costado del riel”, recordó Lis Rojas.

Durante casi una década de búsqueda de justicia, Lis Rojas confiesa que el común denominador de las instituciones competentes que forman parte del sistema de nuestra sociedad se resume en dos palabras: la indiferencia. Reprogramaciones de audiencias, pericias fiscales y otros trámites que dilataron el proceso han sido parte de su trágica experiencia además de llevar el recuerdo de su hijo.

“Un fiscal provincial de Santa Anita archivó el caso de mi hijo porque cogió una jurisprudencia que consideraba a mi hijo como una persona ebria, no tenía un sustento jurídico, ni siquiera legal”, lamentó la escritora.

En marzo ganó el juicio y solo está a la espera de la indemnización. “Mi hijo ahora tendría 20 años, por al final del libro escribo una carta en la que digo que, al ganar el juicio, ya puede descansar en paz”.

Empatía

La escritora también pidió a las personas que al celebrar el fin de año no seamos indiferentes con el abuso de explosivos pirotécnicos pues una persona autista estaría sufriendo. “Ellos escuchan 10 veces más de lo que uno suele escuchar”. Así también exige un mayor control con los letreros publicitarios o ahora que el país una campaña política invadida de paneles. “Con mi experiencia de madre, puedo decir que los autistas son sensibles a los letreros, figuras y colores muy llenos. Para nosotros es normal, pero para una persona con autismo, eso le estresa”.

‘Va a anochecer’ es el primer libro de Lis Rojas en su edición que será presentado el próximo 14 de enero en San Isidro, en Lima. El libro puede ser adquirido a través del número 947 788 233 o en su versión digital en Amazon.


Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020