free web stats


Publicado: 03/02/2018
La Libertad: sancionarán a policías por asalto a dos buses
Pasajeros de uno de los vehículos acudieron a comisaría de Chao a presentar denuncia y solo encontraron a dos efectivos en polo y short.
Compartir Compartir
Este es uno de los buses asaltados por delincuentes en la carretera alterna que conduce a Tayabamba (Pataz).

Virú. El kilómetro 23 de la carretera Shukikara, ubicada en la provincia de Virú, usada como vía alterna para trasladarse a la provincia de Pataz, fue tomada por asalto la madrugada del jueves por quince delincuentes armados con pistolas y revólveres.


Los malhechores, con su presencia, retuvieron en ese lugar a unos 20 vehículos, pero solo pudieron abordar a dos, al bus de la empresa de transportes Picaflor Tours S.A.C. de placa de rodaje T3L-957 y a la unidad de la empresa Jhany Tours S.A.C. de matrícula T7P-969, que iban uno detrás del otro, con cerca de 45 pasajeros cada uno, a quienes despojaron de su dinero y pertenencias. A los choferes de las unidades, William Benítez Gutiérrez y Miguel Vidal Correa, respectivamente, bajo amenazas
de muerte, los obligaron a detener su marcha.


Los que vivieron la peor pesadilla fueron los ocupantes del bus de Picaf lor. Los delincuentes realizaron disparos y destrozaron cinco lunas y los obligaron a arrojarse al suelo boca abajo.


Fueron treinta minutos de horror, a la altura del centro poblado de Tanguche, distrito de Chao (Virú), tiempo durante el cual, los asaltantes cargaron con todo en sacos y mochila fugando por los cerros de la zona.


¿Vacaciones policiales?


Si el asalto ya era desagradable para los pasajeros, peor fue a lo que se enfrentaron en la comisaría de Chao. El propietario de la empresa Jhany Tours, César Cruzado Navarro, indicó que en esa delegación policial no había la totalidad de efectivos y solo se encontraban dos, vestidos con short y polo, y no con su uniforme reglamentario.


De acuerdo a Cruzado, eso no fue todo, sino que además los policías se negaron a recepcionar la denuncia y su trato era descortés. Cruzado comunicó a la PNP que además de asaltar a los pasajeros, se llevaron un tacógrafo y otras autopartes, valorizadas en 3 mil dólares. Se supo que el dueño de la empresa Jhany Tours le comunicó de esta situación al jefe policial de La Libertad, general César Vallejos Mori, quien le prometió cambiar a todos los agentes de Chao. Los pasajeros de la empresa Picaflor sí pudieron asentar la denuncia, pues entre ellos se encontraba el gobernador de Tayabamba (Pataz) que, junto al chofer, tuvo que ir a buscar a los policías que estaban fuera de la comisaría.