free web stats


Publicado: 10/08/2018
Historias de éxito: IL Valentino, deleite de la pizza
Maritza Gonzales de Orbegoso heredó un exitoso negocio de comida internacional por el que su madre siempre apostó.
Compartir Compartir
Los primeros años de IL Valentino, 5 personas acompañaron a su fundadora. A la fecha, la empresa tiene 12 empleados.

Trujillo. IL Valentino es una de las pizzerías más tradicionales de Trujillo. Hace 32 años, doña María Luisa Meléndez de Gonzales de Orbegoso abrió este establecimiento en el local que todos conocemos, el jirón de Orbegoso 224. Y aunque no era su primera experiencia con comida internacional, apostó por otro emprendimiento.


Convencida de que las pizzas serían un producto de gran acogida, años antes inauguró San Remo y luego La Rueda. En ambos casos, no pasaría mucho tiempo cuando, por enfermedad y al no poder hacerse cargo de sus emprendimientos, tuvo que venderlos.


Bien dicen que a  la tercera va a la vencida, así que con el mismo empuje y de vuelta al mundo empresarial, abrió IL Valentino.


“Mi madre era una mujer muy activa, le gustaba emprender y estar en contacto con el público. Ella misma se encargaba de atender a los clientes que llegaban al local. Por eso, cuando vendió San Remo y estuvo mejor de salud, abrió La Rueda. Y sucedió lo mismo con este local, al que le dedicó toda su vida”, afirma Maritza Gonzales de Orbegoso, una de las herederas de este exitoso negocio.


Esos inicios en el local del jirón Orbegoso fueron primero, con 10 mesas ubicadas en el primer piso, con él atendían a su selecto comensal. Pronto, fue posicionándose y con la llegada de más clientes habilitaron el segundo nivel, duplicando su atención con 24 mesas.


IL Valentino, sin embargo, no solo fue una de las primeras pizzerías en Trujillo. Cuando la hoy administradora, Maritza Gonzales de Orbegoso, tenía 16 años, nos cuenta, el restaurante ya brindaba el servicio de delivery. Precisamente, este servicio a domicilio es el que se ha convertido en el de mayor movimiento para la pizzería, llegando, incluso, a tener mayores pedidos a domicilio que en el mismo local.


El restaurante se hizo conocido por su singular masa de las pizzas, rabioles y comida internacional. “IL Valentino ha logrado una reconocida trayectoria siendo especialistas en pizzas, pastas italianas, ensaladas, lomos y omelettes. De la gran variedad de platos que tenemos en la carta, que son tradicionales en esta casa, el lomo a la pimienta con fettuccini al Alfredo, las pizzas Valentino y Mika, son las que más salen”, asegura.