free web stats


Publicado: 14/09/2018
Historias de éxito: Crementina, helados naturales
Marie Uribe revela cómo inició un proyecto familiar que estaba postergado por años. Conoce su historia.
Compartir Compartir
Marie Uribe inició su negocio en la red; luego, a base de mucho esfuerzo, abrió su local.

Por: Danitza Sáenz


Su pasión por los dulces y su determinación por lo novedoso inspiró a Marie Uribe, hace 2 meses, a abrir su segundo emprendimiento. Se trata una heladería café ubicada en la calle Martínez de Compagnon 369, en la urbanización San Andrés.


Marie tiene 28 años y es administradora de empresas, graduada de la Universidad Privada del Norte. Paralelamente a su carrera, decidió estudiar en la prestigiosa Le Cordon Bleu y, sin querer, abrió una cuenta en Facebook en 2012, promocionando sus cups cakes. Al principio, nos dice, no le había puesto tanto empeño, era como estar en una de las redes más populares, mostrando lo que más le gustaba hacer.


De repente, a los 6 meses, el servicio delivery–como era la modalidad con que entregaba sus pedidos— se incrementaba cada vez más. Así, a los 2 años, el negocio pasó de la red social a un establecimiento físico y luego de seis años, a 3 puntos de venta. Mientras el negocio crecía, otro proyecto familiar se cocinaba.


Nace el negocio


Se trataba de una propuesta distinta, una heladería con productos naturales que siguiera una filosofía de responsabilidad social y de cuidado del medioambiente, así como la producción de un producto elaborado con fruta de temporada.


“Era un proyecto que lo teníamos estancado, buscando local, en verdad no lo teníamos tan desarrollado, pero este año nos animamos a abrir y crear una nueva marca, ya que se trataba de un proyecto totalmente distinto. Crementina busca algo más natural, un público más adulto, uno más familiar”, cuenta Marie Uribe. Una vez decidido, el ambicioso proyecto se echó a andar y hace dos meses, en plena temporada de invierno, abrió su local.


“Decidimos abrir en esta época para conocer mejor nuestro mercado y estar preparados para verano, mejor organizados. Sucede que muchas veces abrir en temporada alta no te permite organizarte, te descuadras, igual, es un rubro nuevo para mí, es muy diferente estar capacitado y todo, pero en el momento de la producción es otra cosa, es distinto”, explica Marie Uribe.


La joven emprendedora está convencida que su propuesta de valor es precisamente el hecho de usar insumos naturales en la elaboración de cada una de sus propuestas. Son 15 sabores que varían de acuerdo a la fruta de temporada.