free web stats


Publicado: 12/09/2018
Difundir imágenes con contenido sexual se castigará hasta con 5 años de cárcel
A través del Decreto Legislativo 1410, el Gobierno incorporó hoy los delitos de acoso y chantaje sexual al Código Penal.
Compartir Compartir
El objetivo del DL es luchar contra las diversas modalidades de violencia que afectan principalmente a mujeres. (Fuente: Andina)

El Decreto Legislativo 1410, publicado hoy en el diario oficial El Peruano, incorpora al Código Penal el delito de acoso, acoso sexual, chantaje sexual, y también la difusión de imágenes, materiales audiovisuales o audios con contenido sexual.


Así, aquella persona que, sin autorización, publica, cede o comercializa imágenes, materiales audiovisuales o audios con contenido sexual de cualquier ciudadano, que las obtuvo con su permiso, será reprimido con penas de dos a cinco años de prisión.


La norma establece además una pena de hasta 6 años de prisión cuando la víctima mantenga o haya mantenido una relación de pareja con el autor de la difusión del material audiovisual, o son o han sido convivientes o cónyuges.


La misma pena se impondrá cuando, para materializar el hecho, el autor del delito utilice redes sociales o cualquier otro medio que genere una difusión masiva.


Acoso sexual


Asimismo, el DL señala que quien vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona, sin el consentimiento de ésta, para efectuar actos de connotación sexual, será reprimido con pena de prisión de tres a cinco años, e inhabilitación, según corresponda, conforme a los incisos 5, 9, 10 y 11 del artículo 36 del Código Penal.


Igual pena se aplica a quien realiza la misma conducta valiéndose del uso de cualquier tecnología de la información o de la comunicación.


La pena de cárcel se incrementará de cuatro a ocho años cuando la víctima es persona adulta mayor, se encuentra en estado de gestación o es persona con discapacidad.


Chantaje sexual


La norma también dispone que quien amenaza o intimida a una persona, por cualquier medio, incluyendo el uso de tecnologías de la información o comunicación, para obtener de ella una conducta o acto de connotación sexual, será reprimido con penas de dos a cuatro años de cárcel, e inhabilitación, según corresponda, conforme a los incisos 5, 9, 10 y 11 del artículo 36 del Código Penal.


La prisión será de entre tres a cinco años si para la ejecución del delito el agente amenaza a la víctima con la difusión de imágenes, materiales audiovisuales o audios con contenido sexual en los que esta aparece o participa.