free web stats


Publicado: 08/10/2017
Creer para crecer: el proyecto que inspira a familias liberteñas
Haku Wiñay es un proyecto del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), que ha mejorado la calidad de vida de 402 familias en Sinsicap a través de la actividad agrícola y ganadera.
Compartir Compartir
Marina Ávalos Rodríguez (58) inició la crianza de cuyes en Membrillar luego de ganar el concurso de negocios.

Por: Diego Nomberto Vera


Otuzco. Tres horas separan a Trujillo de Membrillar, uno de los caseríos más pobres de Sinsicap, provincia de Otuzco, en La Libertad. Hasta ese lugar no llega la cobertura telefónica y, como en muchos otros pueblos de la sierra peruana, las familias tienen en la tierra su principal sustento económico. 

Nadie conoce mejor a Membrillar que Tomassa Rodríguez Valdivia. Ella tiene 56 años y vive junto a sus dos hijas. Como para la mayoría de pobladores, la cosecha constituía su única fuente de ingreso, pero su sueño era criar animales y emprender un negocio para crecer. Hace aproximadamente un año y medio, dio el primer paso para hacerlo realidad. Ganó el concurso de negocios rurales organizado por Foncodes, a través de su proyecto Haku Wiñay, y en julio inició la crianza de 70 pequeños pavos.


Alza vuelo

Tomassa ahora recibe asistencia técnica y asesoría en temas de cuidado y alimentación de las aves. “Estoy muy feliz. Además de la cocina mejorada, criar mis animales y salir adelante es lo que siempre he querido”, cuenta.

Así como este caso, otras 33 ideas de negocio funcionan en Sinsicap. Haku Wiñay trabaja en esta parte de la sierra liberteña con cinco caseríos: Membrillar, Miragón, Llaguen, Chuite y Cuchanga.

Además, 402 usuarios se beneficiaron con las cocinas mejoradas, que son económicamente más rentables y ecológicamente más amables con el medio ambiente (ahorran en uso de leña unos S/ 100 mensuales).

“El principal resultado durante estos dos años es la mejora de la calidad de vida de la gente, a través de las actividades productivas. Antes ingresaban un promedio de S/ 100 por sus cosechas, y ahora han duplicado las ganancias”, explicó el coordinador del Núcleo Ejecutor Central (NEC) - Sinsicap, Danny Sarmiento Silva.

Refirió que el dificultoso acceso y el factor climático son algunos de los obstáculos que se superaron. “Las familias ya manejan las nuevas tecnologías y hemos obtenido buenos resultados. Tal es así que ya queremos promocionar nuestros productos a otros mercados”, añadió.


¿Cómo funciona?

Las familias se asocian y presentan en concurso sus propuestas de negocios. Las ganadoras reciben financiamiento de hasta S/ 8 mil en insumos y asistencia técnica. Hay emprendimientos en producción de miel de abeja, panadería, crianza de gallinas, cuyes, cerdos, restaurantes, carpintería, peluquería, sastrería, confecciones y bordados, zapatería, entre otros.

Cada negocio genera trabajo a otras familias. La cadena crece y el entorno prospera. En esta zona de La Libertad el proyecto inició el 26 de octubre del 2015, y culminará en noviembre de este año, aunque los emprendedores continuarán recibiendo asistencia de los técnicos locales.