free web stats


Publicado: 12/09/2018
Ciento por ciento empleables, por Alberto Pinillos
El exdecano del Colegio de Periodistas brinda algunas recomendaciones para presentarte a una entrevista de trabajo.
Compartir Compartir
Foto: Andina.

@WebLaIndustria


Si estás pensando en postular para un puesto de trabajo y ser elegido, ten en cuenta que el 60 por ciento depende del resultado de la entrevista y el 40 por ciento tu CV. Entonces, empieza a gestionar o fortalecer tu imagen personal, tus habilidades comunicativas, tus valores, tu comportamiento ético y –principalmente- tu actitud.


Para las reclutadoras, la actitud, predisposición, pasión y proactividad pesan mucho más que las aptitudes; precisamente es de lo que hemos venido insistiendo, simplemente las habilidades blandas se imponen a las duras.


Esto fue ratificado, recientemente, en un panel por el mes de la empleabilidad con la participación de representantes de Manpower, Adecco y T-soluciona. La calificación empieza desde el ingreso que hace el postulante a la sala para la entrevista. La primera impresión cuenta, porque no existe una segunda.


Todo comunica y todo se evalúa; la presentación, la vestimenta, el desenvolvimiento, la seguridad, el lenguaje y -como valor agregado- que tanto conoces del rubro de negocio de la empresa y sobre su trayectoria; son puntos a tu favor.


¿Y ese tatuaje? Las opiniones están divididas. Para unos es irrelevante, mientras otros afirman que dependerá del empleador. Hay empresas que dentro de sus requisitos prefieren colaboradores sin tatuajes, más cuando se trata de atención al cliente.


Una recomendación de los expertos es no preguntar sobre el sueldo, porque generarás dudas y serás percibido como una persona cuya prioridad es el dinero más que el desarrollo profesional, considerando que es tu primer trabajo y no cuentas con la experiencia.


A esto súmale lo que afirma Inés Temple, que debemos construir nuestra marca personal para ser mucho más empleables y competitivos.