free web stats


Publicado: 07/09/2018
10 recomendaciones para evitar un secuestro al paso
`Desde un punto de vista policial, el secuestro al paso termina siendo una mixtura entre robo agravado y secuestro´.
Compartir Compartir
Foto: referencial.

Por: Walter Sagástegui


Químico farmacéutico-colaborador


Los secuestros al paso no distinguen estratos sociales ni buscan grandes botines. En un secuestro al paso, lo primordial para los delincuentes es no demorar mucho, y prefieren deshacerse de la víctima lo más rápido posible. Aquí predominan la táctica del taxista, la simple interceptación en la calle, o la técnica del colectivo.


Los secuestros al paso son generalmente el resultado del reglaje que hacen los delincuentes comunes en las agencias bancarias, para ver quien mueve buena cantidad de dinero. Suelen ocurrir normalmente de noche. Esto le permite a los plagiarios hacer retiros de las tarjetas de crédito o de débito de las víctimas durante ese día y después de la medianoche. Normalmente usan pistolas y revólveres, aunque en algunos casos emplean armas blancas.


Desde un punto de vista policial, el secuestro al paso termina siendo una mixtura entre robo agravado y secuestro. Lo cual muchas veces origina confusiones a la hora de plantearse una denuncia. Actualmente el Código Procesal Penal establece 30 años de prisión por este delito.


A continuación una lista de recomendaciones que podrían ayudar ante una emergencia de esa naturaleza:


- Al llegar a casa y antes de bajar del carro, llame por teléfono a sus familiares para que salgan a esperarlo, deberás tener mucho cuidado antes de abrir la puerta de tu vehículo.


- No comente con nadie sobre sus actividades y costumbres, evite en todo momento compartir con alguien sobre sus objetos de valor.


- Cuando salga de su domicilio asegúrese de que nadie lo esté siguiendo, cambie constantemente de ruta y evite ir por zonas peligrosas.


- Prepare a sus hijos para que nunca revelen a nadie donde trabajan sus padres, que no brinden información por teléfono y que le presenten a sus amistades y pueda averiguar sus antecedentes familiares.


- Póngase de acuerdo con su esposa para que varíen sus horarios de compras.


- Mantenga buena relación con sus vecinos y evite colocar en la puerta de su domicilio placas que lo identifiquen.


- Prepare a sus hijos para que no reciban regalos de personas desconocidas en la vía pública, que no se acerquen a vehículos extraños si es que alguien los llama y que de llegar a darse algunas de estas posibilidades, que se lo comuniquen inmediatamente a usted o familiares.


- No permita que los taxistas le lleven por rutas desconocidas.


- Si el secuestro ha sido consumado evite poner resistencia, conserve la calma, memorice detalles como sonidos, voces, olores, distancias, tatuajes, color de pelo, edad, talla de los delincuentes, cualquier detalle podría ser útil para las investigaciones. Trate de establecer una relación cordial con sus secuestradores.


- Mantenga siempre la calma durante su liberación, no desobedezca instrucciones dadas por los secuestradores.