HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: La Industria

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 11/10/2018 - 03:33 PM

¿El pueblo se equivoca? por Carlos Conde


El periodista Carlos Conde Piminchumo analiza el escenario político tras las elecciones regionales y municipales del último domingo.

Escribe: Carlos Conde Piminchumo - Periodista


Hace pocos años la ciudadanía aplaudió la ley que impedía la reelección de alcaldes. Se suponía que había un hartazgo por los grupos enquistados en el poder que, además, es sinónimo de corrupción.

Muchos de esos grupos seguirán gobernando, aunque en otras jurisdicciones, gracias a la viveza criolla de saltar de un distrito a la provincia o de la provincia a un distrito. Otros  dejaron a sus familiares, como es el caso del distrito de Salaverry donde ganó la esposa del actual burgomaestre. Todo ello con el aval del voto popular.

En el 2014, el pueblo castigó a algunos políticos que intentaron reelegirse. Inexplicablemente, hoy han sido electos y se preparan para volver. El ejemplo más claro es la provincia de Chepén donde regresarán los tres alcaldes que se fueron con serios cuestionamientos.

Presionado por el clamor ciudadano, el Congreso aprobó la ley que prohíbe a sentenciados por corrupción ser candidatos a cargos públicos. Difícilmente alguien podía estar en desacuerdo con la norma, pero Pacasmayo parece ser la excepción. Es allí donde un exalcalde condenado hizo campaña a pesar de estar excluido y fue el más votado. 


"Son las reglas de juego de estos procesos democráticos las que llevan a estos resultados electorales".


¿Acaso el pueblo se parece a los políticos en el sentido de que exclaman una cosa pero realizan exactamente lo contrario? No necesariamente.

En realidad, no es la mayoría la que ha optado por esas opciones que parecen contradictorias. Son las reglas de juego de estos procesos democráticos las que llevan a estos resultados electorales.

La muestra más clara está en Víctor Larco donde solo dos de cada diez que emitieron su voto, y uno de cada diez electores hábiles, eligieron al próximo alcalde. El voto se dividió tanto que un pequeño porcentaje decidió la continuidad de un partido en el gobierno local. 

Así hay muchos casos. El ausentismo, los votos en blanco, la división del voto, también deciden las campañas electorales.

Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2018