HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 09/07/2019 - 09:02 AM

[EDITORIAL] A seguir trabajando


La ilusión de convertirnos en campeones de la Copa América, por tercera vez en nuestra historia, se acabó.

La ilusión de convertirnos en campeones de la Copa América, por tercera vez en nuestra historia, se acabó. Perdimos 1-3 en la final del torneo frente al mejor equipo del certamen que, por añadidura, era el dueño de casa e hizo todo por quedarse con su noveno galardón. Brasil es un justo campeón y, al margen de algunos fallos en los arbitrajes de otros partidos, no este, no hay nada que ponga en entredicho su nueva conquista.

Para los dirigidos por Ricardo Gareca, para los aficionados peruanos en general, se trata de un resultado sin parangón en los últimos tiempos. De haber quedado terceros en las penúltima y antepenúltima ediciones del torneo, hemos escalado un peldaño. Con las limitaciones y el plantel corto que tiene la selección peruana, conseguimos un subcampeonato inédito en nuestra rica historia futbolística.

Aún seguimos recordando que, a poco de haber terminado el primer tiempo del partido final, se empató 1-1 el marcador gracias a un penal cobrado con su habitual maestría y frialdad por nuestro capitán Paolo Guerrero, el emblema de un equipo humilde que de esa forma acrecentó su leyenda personal. No es fácil convertir desde los 12 pasos a un arquero que llegaba con la valla imbatida y en un estadio rugiente que es, además, uno de los templos históricos del fútbol mundial.

Pero la ilusión se esfumó muy rápido, luego de que Brasil aumentara el marcador 1-2 tras una desconcentración de la defensa, al igual que en el primer gol verde-amarelo. El tercer tanto llegó debido a un penal, cuando falta poco para finalizar el encuentro.

Le hicimos partido a Brasil, lo llevamos en algún momento del duelo a la preocupación, borramos el fantasma del 0-5 en la fase de grupos y, lo más importante, el equipo se ganó el respeto de la afición y del periodismo internacional, que ve en este proceso liderado por Gareca un proyecto serio, sostenido y coherente, trabajado con bajo perfil y sin estridencias.

Lo que se viene ahora es seguir laborando para llegar de la mejor manera, con posibilidades de clasificar a Qatar 2022, en las eliminatorias que arrancarán en marzo del próximo año. Tendremos también la Copa América 2020, coorganizada por Colombia y Argentina, donde la competencia será tan dura como en el recién fenecido torneo.

Más allá de los resultados, de los sinsabores de la derrota y de las mieles de la victoria, ha quedado demostrado que los logros se obtienen cuando hay una comunión entre los integrantes de un colectivo y cuando se trabaja en equipo. Esta selección se mantuvo al margen de los problemas que bombardearon (y siguen bombardeando) a la Federación Peruana de Fútbol, cuya dirigencia mafiosa no se libra de las acusaciones de malos manejos y de aprovechamiento personal de sus recursos.

No caigamos en el facilismo de separar ambos aspectos, el dirigencial y el deportivo, pero queremos que la selección siga trabajando en pos de objetivos que no se pueden manchar. Lo logrado solo corresponde al comando técnico y a los futbolistas que nos dan esas alegrías.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
Cel. 941 855 561
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    949 711 344

  • ANUNCIOS
  • 949711344 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019