HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: Andina.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 10/10/2018 - 01:15 PM

[EDITORIAL] Choque de pedernales


Lo que ha logrado el mandatario es aglutinar consensos en el malestar de todas las bancadas, incluida la oficialista de Peruanos por el Kambio que lo apoya.

El presidente Martín Vizcarra nos ha sorprendido con una serie de objeciones efectuadas a la aprobación por parte del Congreso de la reforma sobre bicameralidad que le envió el Ejecutivo.

Para el jefe de Estado, se ha debido respetar el espíritu original con que fue concebida, sin tocarse. Es por eso que ha utilizado la palabra “desnaturalizada”, menos fuerte y confrontacional que “tergiversada”.

Sin embargo, hace seis días el presidente Vizcarra no dijo lo mismo. Es más, hasta se mostró conforme con los términos en que las cuatro grandes reformas planteadas se habían discutido, modificado y aprobado. Incluida la de la bicameralidad.

No obstante, nos encontramos con un nuevo conflicto Congreso-Ejecutivo que ya creíamos superado. Diversos congresistas han manifestado su molestia. Algunos recordaron que el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, y el propio jefe del gabinete ministerial, César Villanueva, aprobaron esas reformas.

El presidente les ha hecho una enmendadura de plana solapada. Lo que ha logrado el mandatario es aglutinar consensos en el malestar de todas las bancadas, incluida la oficialista de Peruanos por el Kambio que lo apoya.

Lo más cordial que se la dicho desde ese grupo lo advirtió Juan Sheput: en dos meses antes del referéndum (convocado para el 9 de diciembre), aquel puede tener una reconsideración. No obstante ello, las reformas van.

Vizcarra dijo anoche que, pese a todo y a que está en desacuerdo con la forma como se ha llevado este proceso, él dejará que el pueblo decida si se aprueba o se rechaza el tema de la bicameralidad.

Esta es una lucha de poder que promete aumentar la crispación entre los parlamentarios y el jefe de Estado. Vizcarra ha prometido que no hará campaña a favor de que no se apruebe la bicameralidad en el referéndum.

Lo cual no significa necesariamente que él intervenga. Se viene una cruzada política para evitar que el Congreso salga victorioso en ese asunto. Pero este sin duda que insistirá, porque al mantenerse el sistema unicameral, y al aprobarse la no reelección, los actuales parlamentarios no podrán reelegirse en el próximo Congreso.

Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2018