HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 16/05/2019 - 08:28 AM

[EDITORIAL] ¿Y ahora quién sigue?


Fue la que más dinero recibió como funcionaria pública y solo le imponen 18 meses de prisión preventiva, advierten muchas personas en relación a la prisión preventiva que se la aplicó a Susana Villarán.

Se confesó culpable, fue la que más dinero recibió como funcionaria pública y solo le imponen 18 meses de prisión preventiva, advierten muchas personas en relación a la prisión preventiva que se la aplicó a Susana Villarán. Sin embargo, la verdad es otra: los meses que pasará en la cárcel la ex alcaldesa de Lima no constituyen una sentencia.

Es el tiempo que se tomará la justicia para completar las investigaciones y proceder a la acusación. Los especialistas consideran que el caso ya está elaborado, el expediente está listo y el tiempo es suficiente para ello. Se calcula que dentro de un año y medio habrá una acusación. Lo que debemos hacer es estar atentos a una ejemplarizadora sentencia.

Sin embargo, la idea de un blindaje a esta anciana, proveniente de una justicia benigna, no son sino la muestra de una profunda desconfianza que genera entre la opinión pública la despreciable clase política que padecemos.

Un dato a tener en cuenta: desde marzo del 2017 marzo se contaba con un audio que la fiscalía desdeñó y de eso es responsable el fiscal Rafael Vela por ser el jefe del equipo Lava Jato. Durante más de dos años, Villarán estuvo burlándose de la justicia, pontificando sobre lo bueno (ella) y lo malo (los demás), y dándonos lecciones de cómo se puede transparente.

Cuando no calló en siete idiomas sobre las acusaciones que pesaban sobre ella y sus colaboradores, recalcó una y otra vez que ella sí era honrada, a diferencia de los otros. Podría haber sido su periodo de gestión edil el peor en la historia de Lima, ella misma se aceptaba como fracasada. Pero de lo otro, de la honradez, de eso no se podía tener duda porque era insultante.

Ahora sabemos que ella misma reconoció que aceptó los sobornos que le entregaron Odebrecht y OAS, empresas que han venido al Perú para trabajar en diversos proyectos, sí, pero también para terminar de corromper a la clase política nacional.

Lo penoso es que hay personas que se resisten a aceptar que Villarán, al igual que Fujimori, Keiko, Humala y Nadine, Alan García y PPK, cometió probados actos de corrupción. Los abogados y periodistas oenegeros, al igual que los artistas que cobran por solidarizarse, también guardan un elocuente silencio frente a la prisión preventiva de Villarán.

Otros, los más cínicos, hasta le agradecen por haber sido ‘sincera’ y confesar que recibió el dinero de los brasileños. Lo que deberá investigarse ahora es dónde está la plata que se gastó a manos llenas en la campaña por la revocatoria. Muchos colaboradores, funcionarios de medio pelo y aprovechadores que olieron dinero y se acercaron, terminaron robándose la plata.

Si ella alega que sigue viviendo modestamente y sin el tren de vida que otros, debe colaborar con el Ministerio Público a que se identifique dónde está ese dinero. No para aminorar su condena eventual, sino para (como dijo un abogado) hacer dudar a mucha gente que pudiera estar a punto de caer en la tentación.


 
 




Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
Cel. 941 855 561
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    989 248 317

  • ANUNCIOS
  • 949375865 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019