HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: La Industria

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 13/05/2019 - 04:36 PM

[Opinión] La informalidad trujillana, por Richard Vera Morán


“Los ambulantes toman las calles, no pagan impuestos y desprecian el estado de derecho al vender productos sin licencias y sin registros sanitarios”, indica nuestro columnista.

Escribe: Mg Richard Moisés Vera Morán

Otro de los problemas persistentes en el Perú es la informalidad. Es posiblemente tan antigua como la República. Las autoridades al parecer no pueden con ella o les conviene. La informalidad representa mucho dinero y evasión para el fisco.

Estamos hablando que representa entre el 40% y el 60% del PBI y la cifra evasiva bordea los 2,500 millones de soles anuales. A nivel laboral la informalidad es todavía más dramática. El 74% de la PEA en el Perú es informal, el 65% de trabajadores informales no aporta a ningún sistema de pensiones y el 37% a ningún seguro de salud.

En Trujillo, la situación se replica y la informalidad está ganando la batalla. Las autoridades permisivas hacen posible la informalidad y poco hacen por detenerla. Los ambulantes toman las calles, no pagan impuestos, fomentan la ilegalidad y desprecian el estado de derecho al vender productos sin licencias y sin registros sanitarios.

Aunque muchos de ellos son comerciantes formales, actúan en respuesta a la competencia desleal de los ambulantes. La informalidad está asociada a la prostitución, la trata de blancas y los hechos delictivos.

Desde el libro de Hernando de Soto “El Otro Sendero” hasta ahora se ha visto a la informalidad, casi como la piel de nuestra cultura, alimentando el concepto de “cultura chicha” y “cultura combi” de los años 70.

La Sunat y el municipio juegan aquí un rol vital. La informalidad debe abrir el camino a la formalización y la legalidad. En primer lugar, los ambulantes deben comprar y edificar sus propios puestos, a través de la Caja Trujillo, y a la vez constituirse en una asociación para negociar los créditos, así mismo formalizarse y contribuir con los tributos.

Los Malls son una amenaza comercial y no hay otra alternativa que confiar en el mercado, el orden y las leyes. Mientras que en otros países la informalidad y la evasión tributaria se castiga con la cárcel, en nuestra nación es una enfermedad y tara permitida y además instituida por un sector político que lucra sin miramientos.          

Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    989 248 317 / 941 855 561

  • ANUNCIOS
  • 949375865 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019