HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 13/05/2019 - 08:58 AM

[EDITORIAL] Nombres, procesados y prerrogativas judiciales


El Congreso permitirá que el Poder Judicial decida levantar la inmunidad de sus miembros, o solo será una reforma polémica

Cerramos la semana pasada con una serie de discusiones en torno a varios aspectos, algunos de ellos problemas aún no resueltos en el Perú. Los proyectos de ley para evitar que los padres de familia coloquen a sus hijos nombres excéntricos y para que el Congreso mantenga la potestad de resolver el levantamiento de la inmunidad parlamentaria son disímiles y guardan distancia, aunque cada uno adquiere la importancia debida.

En el primer tema, las cosas hay que verlas con otra óptica diferente a como la veíamos hace un tiempo. En el Perú de hoy, cuya sociedad está expuesta a los cambios y es bombardeada por diferentes fenómenos culturales producto de la globalización, resulta casi imposible legislar sobre esa materia. Los padres de familia seguirán recurriendo a los nombres provenientes del extranjero, de sus héroes cinematográficos o televisivos, de sus admirados deportistas nacionales o extranjeros, y poco se logrará para impedirlo.

El principal llamado que podría hacérseles, porque más de eso es casi imposible, es a la reflexión: ¿esto afectará a sus hijos a futuro? Un nombre considerado risible, ofensivo o ridículo puede convertirse en un terrible factor negativo para las personas que deberán cargarlo a lo largo de su vida. Nos recuerda a los irresponsables padres que, por su retorcida admiración hacia el cabecilla de Sendero Luminoso, colocaron “Abimael” o “Gonzalo Abimael” a sus hijos varones, sin pensar el daño que les estaban ocasionando.

Sobre este asunto, el proyecto de ley debe contemplar otorgar facilidades a quienes decidan cambiar sus nombres a través de la vía judicial, un proceso que suele ser largo, caro y tortuoso. Mejor es legislar para que los afectados cuenten con los mecanismos para hacer de esos cambios algo rápido y expeditivo.

En cuanto al proyecto del congresista César Villanueva, para que se mantenga la potestad de que el Poder Legislativo decida sobre el levantamiento de la inmunidad parlamentaria, es obvio que la justicia no puede ser juez y parte. Si dicta una sentencia condenatoria (como la recaída sobre Edwin Donayre hace unos días), es de esperarse que el Congreso actúe en consecuencia.

Sin embargo, acá hace falta que se aumente la vigilancia policial sobre los congresistas cuya inmunidad parlamentaria está en tela de juicio. Eso es más importante en estos momentos, para evitar que huyan como hizo Donayre la semana pasada desde que se perdió es prerrogativa. Además, hay que señalarlo, la inmunidad parlamentaria es un vestigio político incompatible con la nación moderna que pretendemos construir y hay que eliminarla, aunque sea gradualmente.

Por último, nos preocupa el aumento en la cifra de detenidos en las cárceles producto de la captura e internamiento de ciudadanos venezolanos. Si ya hay una sobrepoblación penal inmanejable, esto agravará la situación. Por ello, lo más razonable es agilizar los procesos contra esas personas, a fin de acelerar su expulsión del país.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
Cel. 941 855 561
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    989 248 317

  • ANUNCIOS
  • 949375865 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019