HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: La Industria

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 06/10/2018 - 06:40 PM

"Despilfarro en cierres de campaña" por Edgar Vásquez


El periodista Edgar Vásquez hace un balance de las últimas campañas electorales, en las que muchos candidatos invirtieron miles de soles en espectáculos.

Las elecciones regionales y municipales tuvieron en los últimos días, miles de soles invertidos en sendos espectáculos populares donde la competencia no fue por la palabra del candidato sino por el grupo de moda.

Las últimas experiencias nos dicen que el 40% de los gastos de campaña se ejecutan en los últimos 15 días, donde se intensifican los gastos para la educación del voto, los medios masivos tradicionales y espectáculos para los mítines de cierre. Ese regalo que el candidato le da al elector por escucharlo o simplemente estar expuesto a su símbolo, tiene un costo muy alto, pues se da en el marco de un proceso que también cuantifica estos aportes como gastos que pocos rinden ante la ONPE.

Los cierres de campaña fueron el corolario de un proceso para el olvido, donde la dádiva se camufló con más destreza y el plan de gobierno fue un accesorio de poco uso.

La orquesta  famosa,el escenario, la amplificación y la respectiva difusión del evento suponen miles de soles, sin contar  a los partidos que invirtieron en toda una cartelera artística y como yapa pagaron el traslado, ida y vuelta, del “espontáneo” simpatizante.


"Los cierres de campaña fueron el corolario de un proceso para el olvido, donde la dádiva se camufló con más destreza y el plan de gobierno fue un accesorio de poco uso"


El mitin dejó de ser hace mucho el espacio de encuentro y expresión efusiva usado en los momentos clave de las revoluciones políticas para convertirse en la toma arbitraria de un espacio público decorado para los electores indecisos y armado para los adeptos y curiosos.

Si hacemos un ejercicio básico antes de elegir, comparemos los recursos invertidos en todo el proceso con la calidad y la contundencia del mensaje que recibimos. ¿Qué nos motivó a decidir? Recordemos que la parafernalia deslumbra, la pompa aturde la razón y que cuando despertemos de la hipnosis estaremos inmersos en otros cuatro años de lamentos.

Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2018