HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: La Industria

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 20/04/2019 - 11:48 AM

“El efecto Alan García” por Edgar Vásquez


Pongámonos a pensar en las consecuencias que la muerte de Alan García puede tener en la salud mental de los peruanos, especialmente aquellos que vieron al suicidio como una salida a sus tribulaciones o miedos.

Escribe: Edgar Vásquez - periodista


No solo gobernó al Perú dos veces, se dio el lujo de gobernar la atención mediática y hasta gobernar su propia muerte. Alan García decidió irse por una puerta falsa pero a la vez grande, esa dualidad acompañará su recuerdo, todo aquello que se diga o aparezca serán pruebas sobre las que no habrá una defensa absoluta en un proceso que feneció juntó a él.

Unos lo llaman dignidad, otros el reflejo del ego que nunca ocultó. La decisión de no permitir que las esposas lo aten y lo que esto significaba fueron el fantasma que lo hizo huir a un espacio más oscuro, donde solo Dios sabe cuándo saldrá.

Alan García gobernó hasta el día de su muerte porque decidió el brillo que quiso darle a su partida: Semblanzas, homenajes, recopilaciones, recuerdos y como es obvio las mejores remembranzas del líder que se fue. Esa sin duda, era su idea.

Con su muerte Alan no demuestra ser inocente y ya, muchas voces sensatas dentro del aprismo reconocen que no se puede culpar políticamente a nadie de una decisión personalísima. Miren entonces, cuantos peruanos podrían autoeliminarse por tan solo sentir la injusticia sobre ellos y culpar a todos los poderes públicos.

A propósito, el papel mediático es fundamental, pues alimenta esa euforia popular que desvirtúa la esencia informativa. Pongámonos a pensar entonces en las consecuencias que la muerte de Alan García puede tener en la salud mental de los peruanos, especialmente aquellos que vieron al suicidio como una salida a sus tribulaciones o miedos. Tengamos cuidado.

Es prudente además que, entre las múltiples reflexiones, también debe darse espacio al análisis sobre la política de pedidos fiscales con detenciones y prisiones preliminares, sin que esto manche el buen trabajo hecho ni se satanice estas medidas.

Alan García no ocultó su obsesión por cómo sería ser recordado, ese aparentemente era el único juicio que le importaba, donde la duda sea el manto que cubra todo indicio que jamás será corroborado en su totalidad. Estrategia hasta el final de sus días.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
Cel. 941 855 561
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    989 248 317

  • ANUNCIOS
  • 949375865 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019