HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: Andina.

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 17/04/2019 - 08:27 PM

[Opinión] Alan, el inmaculado; por Jorge Clavijo Correa


“Alan enciende pasiones, sentimientos contrariados. Su catastrófico primer gobierno no fue suficiente para que los peruanos lo alejen del poder”, indica nuestro columnista.

El que Alan García Pérez esté en libertad es para un buen sector de la ciudadanía un sinónimo de impunidad, del hedor de la corrupción que muchos perciben del aparato de justicia peruano (con antecedentes añejos de favores políticos y económicos).

Sin embargo, ante una acusación somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario y Alan García asegura que no ha nacido para robar: ¿Le creen?

Sospecho de estar involucrado en delitos como lavado de activos, tráfico de influencias y otros graves que pondrían tras las rejas a un ciudadano común y corriente, AGP (siglas del ex presidente aprista) jura y re-jura que es inocente. Su postura desata demonios, katarsis y deseos maliciosos en quienes fantasean con verlo tras las rejas.

Aunque eso, en tiempos de blindaje político desde el Congreso, parece un tanto imposible. El grupo que lidera la parlamentaria Rosa Bartra  lo ha librado del informe final de las investigaciones en relación al caso Lava Jato y eso le da un plus de ser inmaculado a nuestro exmandatario.

Muchas anhelan que al menos se dicte una detención preliminar contra AGP, ello significaría completar un poker de oro: todos los expresidentes que han gobernado el Perú desde los 90 están vinculados a actos de corrupción. Valentín Paniagua es la excepción.

Alan enciende pasiones, sentimientos contrariados. Su catastrófico primer gobierno no fue suficiente para que los peruanos lo alejen del poder. Volvió a gobernar para sembrar la mina que ahora lápida su imagen, muy embarrada por los actos de corrupción del constructora Odebrecht.

Sin embargo, pareciera que nació con un ángel proyector que le saca la lengua a quienes sueñan con verlo caer. Es el único naipe que el efecto dominó ha perdonado, casi con mano divina. "Alan, engaña al diablo", he escuchado decir a más de uno.



Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
Cel. 941 855 561
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    989 248 317

  • ANUNCIOS
  • 949375865 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019