HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 13/04/2019 - 09:47 AM

[EDITORIAL] Inacción que enerva a todos


Se ha desalojado provisionalmente la avenida España, pero el problema solo se ha removido a otro lado

Las amenazas e insultos de que fueron objeto por parte de los comerciantes ambulantes los periodistas que recorrieron la calle de Atahualpa, luego de haber sido desalojados por las autoridades ediles de la avenida España, le dan muy mala prensa y pésima imagen a Trujillo. La ponen, además, en situación complicada ahora que se avecina la Semana Santa y se planea vender a la ciudad y otras localidades de La Libertad como destinos turísticos nacionales.

En una encuesta difundida recientemente por Mincetur, sobre la intención de visitas de los turistas nacionales, Arequipa figura en un cómodo lugar fuera de Lima, es decir, de la gran mayoría de turistas que expresan su deseo de movilizarse dentro del país para esas fechas.

Y de ese clima de inseguridad no se puede culpar a la prensa ni a ninguna persona que describa lo que se vive en la ciudad. Es un hecho comprobado por todos que hay una sensación de desprotección. Contribuyen a ello, en primer lugar, los delincuentes y personas al margen de la ley que infringen las normas; asimismo, los malos magistrados que, a pesar de los esfuerzos de la policía, insisten en dejar libres y hasta de exculpar a los infractores, malhechores que ganan las calles nuevamente para seguir perpetrando sus fechorías; y también las autoridades ediles que son incapaces de poner mano firme contra las pretensiones en este caso de los comerciantes informales.

Porque, en este episodio, se ha desvestido un santo para vestir otro. Es decir, se ha desalojado provisionalmente la avenida España y calles aledañas, pero el problema no ha desaparecido porque se ha arrimado metros más allá. Así, lo más probable es que los nuevos aposentados se sientan con el derecho de proseguir allí, en desmedro de la seguridad, la tranquilidad y la limpieza, así como la normal convivencia, a las que aspiran y deben tener los vecinos.

Entretanto, entramos a una etapa muy peligrosa, que es normal en estos tiempos de viralización de las noticias en las redes sociales y en la que los rumores y los puntos de vista se expanden con una rapidez inusitada: el desencanto de la ciudadanía con sus autoridades. Este problema nos puede llevar a una situación de anomia que no queremos para Trujillo. Se les reclama a los alcaldes distritales y al provincial, y también a las autoridades regionales, que presenten resultados tangibles.

Como respuesta, la ciudadanía recibe explicaciones apesadumbradas, de que este panorama es difícil de sobrellevar, de que cargan los pesados pasivos de gestiones anteriores y de que el haber administrativo y presupuestario no les permite avanzar. Lima y su burocracia también son un obstáculo para no hacer lo que se pretende. Es decir, nos quedamos con explicaciones resignadas y eso no es lo que la gente reclama. Lo que la ciudadanía quiere es acción, iniciativas y, al menos, apreciar la voluntad de hacer algo.

Si no hay plan B, que se pida ayuda y que se dejen de frivolidades o de hacer noticia por enfrentamientos. Eso ya no interesa a nadie.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
Cel. 941 855 561
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    949 711 344

  • ANUNCIOS
  • 949711344 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019