HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: La Industria.

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 14/03/2019 - 02:58 PM

[Opinión]¿Por qué no se van?, por Carlos Conde


“Del 2000 a la fecha hemos crecido más. No hemos tenido tanta polarización como en los noventa y tampoco se interrumpió la democracia”, dice nuestro columnista.

Es increíble cómo la historia se repite en el Perú.

La aplastante y abusiva mayoría parlamentaria fujimorista se vio disminuida tras los destapes de corrupción. En Palacio de Gobierno hubo una sucesión debido a la renuncia del presidente de la República. Todo eso pasó en el año 2000, aunque también describen los mismos sucesos que estamos viviendo en la actualidad.

Tras la caída de Pedro Pablo Kuczynski, varios especialistas compararon el mandato de Martín Vizcarra con el gobierno de transición de Valentín Paniagua y dieron consejos para que el actual Presidente tome esas experiencias como ejemplo y nombre un gabinete de ancha base.

Sin embargo, una de las diferencias es que en el año 2000 el fujimorismo estuvo tan derrotado que sus figuras visibles tenían vergüenza hacer oposición. Y era el único adversario en ese momento. Había consenso en todas las otras fuerzas políticas.

Hoy, la piedra en el zapato para el gobierno es un bullicioso grupo naranja, pero también el aprismo y cuanto político con rabo de paja que busca impunidad. Tienen una agenda en común: frenar la lucha contra la corrupción, y para conseguir su objetivo creen que es necesario tumbarse al gobierno.

El fujimorismo debe entender que el Perú está mejor sin ellos en el poder. Del 2000 a la fecha hemos crecido más. No hemos tenido tanta polarización como en los noventa y tampoco se interrumpió la democracia.

Si creen que el país les debe algo por su lucha contra el terrorismo, por el cambio en la política económica, pues se lo agradecemos. Es mejor que pasen a la historia con esos logros que dicen tener y no seguir hundiéndose, y hundiendo al país, con sus estrategias nada santas que buscan solo volver al poder.

Están dando vergüenza al llevar al parlamento a analfabetos, corruptos y matones que anteponen sus intereses particulares. Tanto que cada vez que levantan el dedo acusador, todos se preguntan qué intentarán esconder.

Piensen en un retiro voluntario, por el bien del Perú.


Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2018