HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto composición: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 17/06/2022 - 03:23 PM

[Opinión] ¡Tú, despreciable jugador de futbol!, por Juan Vásquez


Bien entendido el dolor, debería ser aliciente para enrostrar al Estado a revolucionar todas las disciplinas deportivas, sin excepción, y sacudirnos de la mediocridad en competiciones regionales y globales.

El título de esta columna es una dura expresión del conde Kent, personaje de la obra el Rey Lear, una tragedia escrita en cinco actos por William Shakespeare, en 1608. No es la única referencia. El escritor inglés dedica otras creaciones al futbol como en la Comedia de los errores y las equivocaciones, donde “pinta” literariamente una alegoría al balón y al deporte más popular de la Inglaterra de entonces. De la extensa lista de juglares que convirtió al futbol en un delicioso manjar lingüístico, me inclino por el argentino Jorge Luis Borges, quien a pesar de lanzar la venenosa frase “El futbol es popular porque la estupidez es popular”, escribió junto a su amigo Adolfo Bioy Casares en 1967 un cuento brevísimo Ser es ser percibido, donde imagina un mundo por el cual el futbol se despoja de su esencia como deporte disfrutado en vivo, para convertirse en puro espectáculo manufacturado. Leer ese cuento ahora no podría evitar un paralelismo con el futbol actual de los clubs y escándalos de encuentros arreglados bajo la mesa. Otro referente en la narrativa es el uruguayo Eduardo Galeano. Su libro El futbol a sol y sombra, lo desnuda como un apasionado del balón en versión prosa y verso. Constituyen su marca frases como: “se puede cambiar de religión o mujer, pero no de equipo”; o la comparación sexual entre el gol y el orgasmo, entre otras. En el Perú no nos quedamos atrás: desde el Nobel Mario Vargas Llosa, pasando por Alfredo Bryce, Jaime Bedoya, Antonio Cisneros, Marco Martos, Guillermo Thorndike y otros más, le han dedicado creatividad o reverencia al futbol. Ha sido Jorge Eslava, el escritor peruano quien logró, a través de su último libro, Bien jugado. Las patadas de una ilusión (Ed. Aguilar, 2011), recopilar la producción intelectual de los mejores exponentes de la literatura nacional hablando de futbol, muchos de los cuales satirizan o enaltecen el apasionante deporte. Hay también propuestas académicas sobre el futbol. La enjundiosa investigación del peruano Alonso Pahuacho Portela, realizada el 2018 describe las glorias y vicisitudes del futbol nacional. Su interés fue analizar el rol que desempeñaron los medios masivos en la construcción de la realidad social del Perú, a partir de la historiografía del futbol lorcho. El estudio repasa episodios desde el siglo XIX hasta comienzos del XXI y constituye una mirada multidisciplinar dedicada al futbol. Cuando uno repasa la pasión de escritores y académicos en este tema que soslayan la situación del deporte y la cultura, desprovistas de adecuadas políticas públicas, emerge el patrioterismo que contagia a la masa, la enerva y cae en el pesimismo. Lo prueba el reciente episodio de la selección peruana de futbol, eliminada ya del Mundial de Qatar, por tanto, licuadas las esperanzas de codearnos con la élite del balompié. Bien entendido el dolor, debería ser aliciente para enrostrar al Estado a revolucionar todas las disciplinas deportivas, sin excepción, y sacudirnos de la mediocridad en competiciones regionales y globales. ¡Evitar que la popularidad del futbol sea vista como estupidez!





Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

LO MÁS VISTO

No hay noticias recientes


Grupo La Industria - 2020