HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto composición: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 02/04/2021 - 01:15 PM

[Opinión] El discurso de los fariseos, por Juan Vásquez


Se olvidaron que la gente común y corriente urge de salud, confianza y estabilidad para vivir.

El paisaje sanitario global dominado por la covid-19 da escalofríos. En nuestro país el estremecimiento es doble. Un escenario de catástrofe, sin camas UCI, ni oxígeno en los hospitales del Estado, soportado desde el año pasado hasta ahora. El rito cotidiano que observamos en los desbordados nosocomios consiste en asignar prioridad 1, 2 o 3, de acuerdo a edad y grado de avance del contagio de la covid-19. Si, por desgracia, clasificas en 2 o 3, siéntete desahuciado. Duro, inhumano, pero es lo que ocurre. Ir a una clínica particular donde primero te cobran 100 mil soles como garantía, imposible. Encima del drama nacional, el panorama electoral trastocó la prioridad sanitaria. Peor con las poses y discursos hipócritas (como “hambre cero”, “cogeré mi avión para traer vacunas”, entre otras sandeces) regados sin mayores escrúpulos y sin horizonte valedero. Pero, los temores e inseguridad personal y familiar por caer en un hospital víctima de contagios, no han desaparecido. Todo lo contrario. El macizo 32.9% de los que votarían en blanco versus el 12.1% de intención de voto registrado por el puntero Jonhy Lescano, es la foto post debate presidencial, publicado ayer jueves por Datum. ¿Es consecuencia de la pandemia? Qué duda cabe. También por la crisis de los partidos políticos. Las redes sociales son otro termómetro para el análisis. Dos corrientes ciudadanas alimentan probablemente el resultado de Datum que se expresará el 11 de abril: 1. Decepción por los presidenciables y sus discursos que rayan en imposibles. 2. La posibilidad de quedar en casa por temor a infectarse del maldito virus. La población esperaba que algún candidato tuviera el coraje e inteligencia para convocar a una coalición de fuerzas políticas y ciudadanas que empujara al gobierno de Sagasti y a la empresa privada a enfrentar la emergencia sanitaria, y que nuestros familiares no sigan muriendo por falta de atención hospitalaria. Esta es la prioridad ahora y mañana. No, desde el 28 de julio como lo expresaron desde sus calculadas agendas individualistas y egocentristas. Tímidamente lo postuló Verónica Mendoza, de Juntos por el Perú en la jornada del 29 en el debate del JNE, pero no fue explicita y dejó escapar la oportunidad. Ha campeado, eso sí, el fariseísmo desconectado de la realidad. Se olvidaron que la gente común y corriente urge de salud, confianza y estabilidad para vivir. Los politicastros no están a la altura de la presente hora, crucial y dramática. Dios nos coja confesados.



Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020