HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto composición: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 19/03/2021 - 11:31 AM

[Opinión] ACUÑA: el “apóstol” provinciano, por Juan Vásquez


En la medida que el grupo empresarial provee de capitales administrativos (logística y organización) a APP se asegura la lealtad de los candidatos, planteaba como tesis el estudio de Barrenechea.

De los doce “apóstoles” de la economía peruana estudiados por Durand (2017), el grupo Acuña registra una reputación negativa, contraria al conjunto de provincianos emergentes como los Rodríguez Banda (Gloria), Añaños (Ajegroup), Dyer (Dyer & Coriar), Huancaruna (Altomayo) y Flores (Topitop), todos ellos con alto prestigio en el mercado.  Las otras 6 corporaciones del estudio son limeñas. Durand, resume el tema: “(…) la unión entre el proyecto educativo y el político, a la par que una multitud de denuncias, acentúan el lado negativo de su reputación” (p.334). Lo que no dice Durand es ¿qué “apóstol” sería Acuña?, pero, es evidente, que Simón Pedro queda descartado. La percepción reputacional deficitaria del grupo jugó en contra de Acuña durante la campaña presidencial 2015-2016, cuando compitió en las ligas mayores. Y, se repite ahora en la presente campaña con su 3% de intención de voto en marzo, según Datum; 4.0% de CPI y 3.4% de Ipsos. El esquema de universidad negocio-partido político sigue siendo un lastre para Acuña, a pesar que durante muchos años fue su principal capital en Trujillo y en la región La Libertad. Barrenechea (2014) es quien hurgó en detalle la relación beca- bases y votos de candidaturas promovidas por Alianza para el Progreso-APP en elecciones municipales y regionales en el periodo 2002-2010, en ciudades donde se ubicaba una filial del negocio. Y, por supuesto, sobresale el desenfreno del grupo por entregar becas a estudiantes y a otros actores sociales de la comunidad. Sobre becas del consorcio hay información puntual en Sunedu. En la medida que el grupo empresarial provee de capitales administrativos (logística y organización) a APP se asegura la lealtad de los candidatos, planteaba como tesis el estudio de Barrenechea. Y tuvo razón. Eso ocurrió realmente con su militancia, pero, muchos de ellos (alcaldes, gobernadores o congresistas) se convirtieron, no en buenos gestores públicos, sino en lunares muy visibles para APP. La filosofía constante de Acuña ha sido siempre, como lo demuestra Zegarra (2017), en otra investigación académica, en instrumentalizar un discurso supuestamente en favor de su negocio educativo, pero, con énfasis en la construcción de imagen política del propietario. Ahora está claro por qué decía “Somos una raza distinta” y exclama ahora: “¡Soy César Acuña y no me rendiré!”.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020