HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto composición: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 15/01/2021 - 06:13 PM

[Opinión] Las semillas del descontento, por Juan Vásquez


¿Vale cómo lección democrática en Perú el tristísimo episodio ocurrido el 6 de enero en el Capitolio norteamericano?

¿Vale cómo lección democrática en Perú el tristísimo episodio ocurrido el 6 de enero en el Capitolio norteamericano? Sí. Pero, la única equivalencia de dos realidades diversas es solo la ebullición social y política, casi, casi como el agua para chocolate. El líquido hirviendo ya alcanzó a Donald Trump, quien será llevado a un impeachment por el nuevo Senado que se instalará la próxima semana. El primer paso lo dio el miércoles último la Cámara de Representantes al aprobar el juicio político por “incitación a la insurrección”, y Trump será el único presidente en toda la historia de Estados Unidos en enfrentar dos juicios durante su mandato. Y como la vida es muy cruel, la aprobación del impeachment fue en el mismo Capitolio, el edificio asaltado y destrozado por seguidores trumpistas. Este coloso de mármol, ubicado en Washington DC ha sufrido otros cuatro ataques directos en los últimos 206 años: en 1814, en 1915, el año 1954 y en 1983. En ninguno hubo muertos, solo heridos. La incursión de fachos ultraderechistas, incitados por Trump, en cambio, deja 5 muertos. Y en esa odiosa equidistancia, aquí en Perú, los “insurrectos” 105 congresistas que el 9 de noviembre del año pasado vacaron por nimiedades a Vizcarra y pusieron en jaque a la débil democracia lorcha, están pasando inadvertidos… hasta ahora. No han encontrado justicia aun los dos jóvenes asesinados y cientos de heridos que fueron baleados e impactados con canicas de vidrio. Allá, una turba racista irrumpió el Congreso en un intento por impedir que los legisladores certificaran la victoria de Biden. En USA, el propio presidente en ejercicio alentó la sedición contra el sistema democrático, un pecado venial en la tradición norteamericana y en el mundo civilizado. Aquí, fue el Congreso mafioso que asaltó Palacio de Gobierno y desaforó al presidente cuando solo le faltaban cinco meses para el cambio de mando. En nuestro país, el complot cocinado por el Congreso fue como destapar una olla a presión y sus perpetradores salieron chamuscados por la estela de vapor en plena ebullición. La anarquía encarnada por Merino duró, felizmente, solo una semana. En EE.UU. Trump será llevado, de hecho, a la justicia ordinaria. En el Perú ¿quién o quiénes se han ganado la incapacidad moral permanente? 





Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020