HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto: cortesía.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 13/09/2020 - 12:12 PM

[Editorial] El juego político de Vizcarra: de héroe a villano


Nuestro país merece autoridades honestas, decentes, capaces de gobernar sin robar y sin afán de alcanzar el poder.

Tras los vergonzosos audios en los que se escucha al presidente de la República Martín Vizcarra Cornejo coordinar con su secretaria personal, Karen Roca, las declaraciones que iba a brindar al Ministerio Público, la coyuntura política de nuestro país ha vuelto a ser remecida al mismo estilo de un ampay farandulero que hace tambalear, una vez más, a los destinos del Perú.

Así, el próximo viernes 18, el Congreso de la República recibirá al mandatario para que se defienda de una potencial vacancia y escuchará sus argumentos de defensa. Cabe precisar que en el mensaje a la Nación que brindó la noche del jueves, sus palabras dejaron un sabor amargo en la población, que solo exigía explicaciones razonables a lo que él llama “una aclaración” con su secretaria.

Los peruanos estamos cansados de que la misma historia se repita siempre. No es posible que la corrupción siga enquistada en las entrañas más oscuras y nauseabundas del poder y, lo que es peor, se disfrace con la bandera de la moralidad, fungiendo de ser buenos ejemplos de honestidad para la ciudadanía.

Por otro lado, si Vizcarra se salva de la vacancia, no será por su trayectoria intachable, sino, por la terrible crisis sanitaria que está azotando al Perú. Tal vez, si otra fuera la coyuntura, el dignatario estaría con las horas contadas en Palacio de Gobierno.

Además, así logre sortear este escollo en su carrera política, habrá perdido el respeto de gran parte de la ciudadanía, pues muchos lo verán con otros ojos.

Para cierto sector de los analistas políticos, el moqueguano ha perdido legitimidad en el poder, así como el respeto de los peruanos honrados, aquellos que trabajan duro para ganar decentemente el pan de cada día y llevar algo de comer a sus hijos.

Vizcarra perderá el respeto de quienes trabajan de sol a sombra para ganar unos cuántos centavos, mientras que los ‘Richard Swing’ del Perú se enriquecen los bolsillos, viviendo de las arcas del Estado y gozando de influencias amicales con las altas esferas del poder.

Nuestro país no merece eso. Nuestro país merece autoridades honestas, decentes, capaces de gobernar sin robar y sin afán de alcanzar el poder para beneficiarse con el dinero del país. A lo largo de la historia, el Perú ha hecho méritos para mantener muy vigente aquella frase célebre del intelectual Manuel Gonzáles Prada: “El Perú es un organismo enfermo: en donde se pone el dedo, brota la pus”.

Se espera que en los próximos días la justicia se imponga antes que los intereses personales.


Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020