HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Ahora, se oyen voces de reclamo contra las autoridades.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 31/05/2020 - 11:52 AM

[Editorial] Todos estamos advertidos de los días más difíciles


La gente se contagió mucho más en pleno estado de emergencia, generando el irreversible colapso del sistema de salud nacional.

La jefa del comando de lucha contra el virus, Pilar Mazzetti, se sinceró y dijo que en junio se vendrán semanas bastante difíciles para nuestro país -y, por ende, para nuestra región-, ya que la diseminación de la enfermedad que ha matado a miles de personas en todo el mundo seguirá en franca alza y, todo parece indicar, que hasta el momento nada podrá detenerla.

Lo peor de todo es que el Gobierno, desde sus cálculos iniciales para frenar la pandemia, entregó una gran cantidad de bonos, supuestamente, para evitar que millones de hogares en situación de vulnerabilidad queden en el desamparo debido a que sus integrantes se habrían quedado sin sus principales fuentes de ingreso.

Encima, como para no quedarnos atrás en el campeonato de los más irresponsables, los peruanos hicimos todo lo posible por salir a las calles sin necesidad alguna; romper la cuarentena decretada en pleno estado de emergencia; burlar a las autoridades policiales; desautorizando y dejando en ridículo (con el aval del Gobierno) a los miembros del Ejército Peruano; dejando de lado el uso de mascarillas y lavado de manos; seguir comprando a los vendedores ambulantes; e, incluso, abordando microbuses sin guardar el distanciamiento social ordenado por el Ejecutivo.

¿El resultado? La gente se contagió mucho más en pleno estado de emergencia, generando el irreversible colapso del sistema de salud nacional. Pilar Mazzetti ha sido muy clara: si no nos cuidamos, nadie lo hará y tendremos que asumir las consecuencias de nuestros irresponsables actos.

Para nadie es un secreto que existen comerciantes de mercados que, aun sabiendo que eran portadores del virus, no tuvieron ningún reparo en salir a ofrecer sus productos y contagiar a las personas sanas quienes, a su vez, se convirtieron en diseminadores exponenciales que infectaban a todo con el que entraban en contacto.

Ahora, cuando la situación se ha salido de las manos, se oyen voces de reclamo contra las autoridades, además de voraces críticas al precario sistema de salud nacional.

Sin embargo, estos críticos no se han puesto a analizar el otro lado: ¿cuáles la responsabilidad de los peruanos que, a sabiendas de las prohibiciones, salen a las calles por simple gusto o placer, infringiendo el toque de queda y estado de emergencia?

La Industria exhorta a la conciencia ciudadana para evitar más muertes y contagios por covid-19, ya que, de más está lanzar lemas y campañas, si hacemos lo que la gana se nos da. Eso es imperdonable.


Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020