HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Carlos Conde es corresponsal de América TV.

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 26/03/2020 - 01:33 PM

[OPINIÓN] El Perú invisible


Ni hoy ni antes contaron con servicio de colectivo o microbuses. Por sus accidentadas calles no pasan vehículos, son los niños los que juegan en la arena.

Esta semana me tocó visitar uno de los tantos sectores marginados de la provincia, el barrio 3 C en Alto Trujillo, distrito del Porvenir. En medio de la pobreza o extrema pobreza en la que viven, hay gente que repite: "aquí no nos va a matar el virus, nos va a matar el hambre".

Algunas personas sí están incluidas en la lista de beneficiarios del bono por la emergencia, pero es una minoría. Otros no saben cómo hacer gestiones en días en que no pueden desplazarse.

No hay patrullas del Ejército o de la Policía para vigilar el aislamiento social. Ellos ya están aislados de la gran urbe. Ni hoy ni antes contaron con servicio de colectivo o microbuses. Por sus accidentadas calles no pasan vehículos, son los niños los que juegan en la arena.

Impedidos de trabajar en oficios como el de la construcción, el reciclaje o la venta ambulatoria, los agobia la incertidumbre y la falta de sustento. Más aún, al no contar con agua potable, deben comprarla en cisternas. Pero sin trabajo, no hay dinero y sin dinero, no hay agua. Suena a una burla exigirles que compren guantes, mascarillas o alcohol.

Así como este lugar, son muchos los asentamientos humanos en todo el territorio nacional cuyos habitantes apenas subsisten con unos cuantos soles diarios. Es la parte del Perú que tampoco vemos en la cuarentena, es la gente que no puede confinarse en su casa viendo Netflix o navegando en Internet todo el día porque simplemente no tiene.

Solo a una parte de ellos el gobierno les dice que se queden en casa y que pasen a cobrar su bono de 380 soles. Son los que tendrán que caminar media, una o dos horas para formar enormes filas en los bancos. Más fácil hubiera sido llevarles una canasta de víveres, acercarnos a cada una de estas familias y decirles que el Estado sí las tiene presentes.


Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2020