HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Carlos Conde es corresponsal de América TV

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 19/03/2020 - 11:31 AM

[OPINIÓN] Tiempos de coronavirus


Hacía falta este shock para hacernos reflexionar. En algún momento teníamos que detenernos y mirar el horizonte, analizar nuestras vidas y corregir los errores.

Estábamos en un momento en el que pensábamos que todo era posible. Que solo bastaba conseguir dinero para cumplir cualquier sueño; tener en nuestras manos los objetos más preciados, viajar a cualquier rincón del mundo o cambiar radicalmente nuestro estilo de vida.

Estábamos en esa carrera, solo mirando hacia adelante, hasta que llegó la pandemia y sacudió a la humanidad. Todo se detuvo al saber que somos vulnerables, que tenemos debilidades, que somos humanos. 

El mundo está paralizado, no porque haya primado la inteligencia, sino el miedo. El miedo a enfermar, a perder a un ser querido, a morir. Recién ahora empezamos a darnos cuenta que invertimos más en vanidades que en nuestra salud. Que en vez de gigantescos estadios debimos tener mejores hospitales; que en vez de alentar la belleza física debimos impulsar la investigación científica.

Solo la pandemia ha podido detener los altos grados de contaminación en el planeta. También los altos índices de criminalidad y violencia. Solo la pandemia ha podido juntarnos como familia y entregarnos el tiempo que supuestamente nos faltaba en el día a día. Ahora que lo tenemos, no sabemos qué hacer, paradójicamente.

Hacía falta este shock para hacernos reflexionar. En algún momento teníamos que detenernos y mirar el horizonte, analizar nuestras vidas y corregir los errores. 

Solo espero que no se repita lo que ha pasado después de cada tragedia, que todos olvidan sus promesas y vuelven hacer los de siempre. Las tragedias como terremotos o el fenómeno del Niño, son las amargas experiencias en ese sentido. Ni la autoridad, ni la ciudadanía adopta el cambio responsable que se supone aprendió durante la desdicha.

Que el tiempo en aislamiento nos enseñe mejores caminos. Que la paz y tranquilidad en nuestras casas sirvan para entender de qué estamos hechos y cuáles son las mejores enseñanzas para las nuevas generaciones. Que el mundo empiece a cambiar y que seamos artífices de ese cambio.


Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2020