HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Jorge Clavijo Correa es periodista de Cosmos TV.

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 18/03/2020 - 11:15 AM

[OPINIÓN] Aún no es tarde


¿Qué motiva esta conducta inapropiada? Se trata de la postura anti de quienes creen que sus problemas son un asunto de Estado.

El panorama del aislamiento social tiene dos colores. Mientras se extreman medidas en el cercado de Trujillo para que se cumplan las disposiciones del estado de excepción, en los distritos, la población hace su vida con normalidad y con elevadas muestras de irresponsabilidad: liban licor en la calle, usan los parques para fines recreativos y hacen deporte a cualquier hora del día. Una conducta irresponsable frente a una disposición que busca el bienestar común y evitar más contagios de Coronavirus, por estos días en fase tres (contagio comunitario, la etapa más crítica, según el Ejecutivo).

¿Qué motiva esta conducta inapropiada? Se trata de la postura anti de quienes creen que sus problemas son un asunto de Estado. Para esta columna de opinión y como parte de mi quehacer periodístico, he recabado las razones para el desacato al estado de emergencia. Las respuestas sorprenden, indignan: “si nos enfermamos las autoridades tiene la obligación de curarnos”, ha sido la respuesta más grosera a los esfuerzos de quienes estamos en casa, intentando sumar antes que ser una carga innecesaria en tiempos de crisis.

En medio de esta inconducta ciudadana, resalta la postura de la Policía. En distritos como Laredo y Florencia de Mora, los uniformados usan megáfonos en un intento fallido de educar a los faltosos. El bullicio de las madres de familia, las pifias de niños y adolescentes sobrepasa el volumen de los mensajes conminatorios; entonces, queda el uso de la fuerza como última medida y la reacción inmediata es “la policía me está agrediendo”. Es el lado gris.

El mandatario, Martín Vizcarra, ha sido claro en informar que, si el estado de emergencia es acatado con responsabilidad, no habrá necesidad de prórroga. Sin embargo, algunos parecen no entender la gravedad del asunto y desafían a la autoridad usando la desinformación como pretexto.

Sin embargo, el temor, parece ser más efectivo. La noche de ayer, el gobernador de La Libertad, Manuel Llempén, confirmó el segundo caso de Coronavirus en la región: es una mujer de 50 años que estuvo en España y que no presentaba sintomatología. De inmediato, en redes sociales sonaron las alarmas y abundaron los mensajes de compromiso con la cuarentena nacional. Ojalá que la realidad nos haga reflexionar, aún no es tarde.


Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2020