HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 10/02/2020 - 09:36 AM

[EDITORIAL] La salubridad en casa


El tema de la insalubridad en general vuelve a tomar el primer lugar de las preocupaciones sociales en La Libertad.

Luego de que la semana pasada se anunciara sobre el cierre parcial del mercado La Hermelinda, por parte del alcalde de Trujillo, Daniel Marcelo Jacinto, el tema de la insalubridad en general vuelve a tomar el primer lugar de las preocupaciones sociales en La Libertad. Se trata de un asunto con escasa importancia para la comunidad, preocupada como está por la inseguridad ciudadana y el aumento de los delitos cometidos por extranjeros. No obstante, en La Libertad estamos llenos de pasivos de salubridad que no merecen atención por parte del gobierno central, que a su vez no recibe la información necesaria para tratarlos y resolverlos. 

El de La Hermelinda es uno. Más que los delitos que se cometen allí (trata de personas, prostitución, extorsiones, alcoholismo y alcoholismo) y de la informalidad que acogota al mercado autogestionario, la insalubridad producto de la acumulación de basura ha motivado el anunciado cierre de más del 50 % del mercado. Por otro lado, El Porvenir es una bomba de tiempo puesto que se indica que el 40 % de su población carece de acceso al agua potable y saneamiento. 

Su alcalde Víctor Rebaza Benites anunció gestiones para financiar la ejecución de dos proyectos que permitan brindar servicios básicos a unos 50 mil habitantes de Alto Trujillo. Este sector decidirá su suerte la próxima a través de una consulta. Sus pobladores decidirán si se convierten o no en un distrito. Pero lo razonable sería que permanecieran como un sector, ya que también padecen por la falta de servicios. Un distrito necesita de contribuyentes activos, permanentes y responsables. Alto Trujillo no parece tener una masa de aportantes que financien las obras que necesita.

Tras la realización de una mesa de trabajo donde participaron los alcaldes de la provincia de Trujillo, convocada por el gobernador regional Manuel Llempén, se ha acordado invitar a los ministros de Salud, Educación y Vivienda para que conozcan in situ la realidad de los distritos más populosos de la provincia. ¿Les preocuparán estos problemas o siquiera asistirán? Otro caso casi inadvertido ocurre en el mercado central de Chepén, donde vendedores de carne y pescado expenden productos en una zona insalubre, donde hay lentitud en una necesaria obra de construcción. Hay arrojo de aguas servidas y peligro de enfermedades. Las autoridades no aceleran la obra y todo es un caos. Entretanto, el Ejecutivo ha declarado la emergencia por el dengue en Loreto, San Martín y Madre de Dios. De La Esperanza, donde existe un brote endémico hace años, ni noticias. Estamos más preocupados del coronavirus que de la salubridad en la región. Para frenarlo, primero empecemos con los problemas locales.


  


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2020