HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

José Antonio Ulloa Cueva es director ejecutivo del CLIAC

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 04/02/2020 - 01:07 PM

[OPINIÓN] Pánico Moral, por José Ulloa


“La creación de una brigada especial de la Policía Nacional del Perú contra criminales extranjeros avivó el debate sobre la estigmatización y la discriminación de los migrantes en nuestro país”.

Hace una semana el anuncio de la creación de una brigada especial de la Policía Nacional del Perú contra criminales extranjeros avivó el debate sobre la estigmatización y la discriminación de los migrantes en nuestro país. Es que la sensación de inseguridad ligada a la migración, especialmente venezolana, ha ido en aumento en los meses recientes. Contrario a lo que la mayoría de peruanos supone, las cifras sobre la delincuencia de extranjeros nos muestra una realidad distante a esa percepción.
 
Según estadísticas de la PNP,  de las más de 739 mil denuncias reportadas en 2019 en el Perú, 12 982 fueron contra extranjeros (10 245 venezolanos). Es decir, solo el 1.38 % tuvo como acusado a un ciudadano de Venezuela. El INPE, por su parte, ha señalado que de los 95 494 internos en las cárceles peruanas, el 0.60 % (576) son venezolanos.
 
Carlos Scull, embajador de Venezuela en Perú, ha manifestado que hay indicios del envío de delincuentes a nuestro país por parte de Nicolás Maduro, con la finalidad de confrontar a peruanos y venezolanos para fomentar la xenofobia. Además, considera que "el impacto mediático que causa el tema de la delincuencia es negativo porque trae discriminación".
 
Este sobredimensionamiento de los hechos y la construcción del imaginario colectivo de un  temor exacerbado tiene sustento en la Teoría del pánico moral. El sociólogo y criminólogo británico Stanley Cohen, la explica como "una reacción de un grupo de personas basada en la percepción falsa o exagerada de algún comportamiento cultural o de grupo (frecuentemente minoritario o de una subcultura) que es visto como peligrosamente desviado y que representa una amenaza para la sociedad".
 
Al respecto, el abogado español Gabriel Ignacio Anitua considera que los medios de comunicación son fundamentales para activar, propagar e incrementar el pánico moral. “La regla general es: sin prensa, no hay pánico moral. Los medios son plataformas de pánicos morales, los cuales o los inician ellos mismos o llevan el mensaje de otros grupos”. ¿Qué tanto estamos contribuyendo los comunicadores en esta percepción negativa de la comunidad venezolana en nuestro país? Un manejo responsable de la información puede marcar la diferencia entre la exclusión y la inclusión, entre incentivar una cacería de brujas o promover la convivencia pacífica entre hermanos y hermanas de diferentes nacionalidades. Desde la comunicación, también podemos contribuir a la seguridad y el bienestar, a la paz y al desarrollo.


Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2020