HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: La Industria.

Por: Redacción La Industria

CASH

Publicada el 04/02/2020 - 11:51 AM

[Opinión] Un minuto de silencio por Chavimochic, por Víctor Jara


“La Libertad crecerá un punto menos, ya que con la tercera etapa de Chavimochic se planeó duplicar las agroexportaciones hasta sobrepasar los 2 mil millones de dólares”, indica nuestro columnista.

El rechazo de la adenda por parte del Ministerio de Economía y Finanzas para el reinicio de la obra Palo Redondo bajo las órdenes de Odebrecht tendrá un altísimo costo para la región, y se traducirá en la pérdida de miles de empleos y millones de dólares de divisas para el país.

Pero eso no es todo, lo más probable, y con poco margen de error, es que este proyecto nunca culmine tal como se planteó en un inicio. Es decir, las aguas del río Santa nunca llegarían a las pampas de Urricape, en San Pedro de Lloc.

En pocas palabras, Chavimochic no se culminaría al cien por ciento, ya que la ética y la moral se tiraron abajo a lo técnico, eso que tanto le reclamos al Estado. En el 2014, Odebrecht prometió que en el 2019 acabaría el total de las obras, asegurando así un crecimiento continuo fijo de casi 1 % anual.

Sin embargo, bajo este panorama, próximamente, cada cierre de año, La Libertad crecerá un punto menos, ya que con la tercera etapa de Chavimochic se planeó duplicar las agroexportaciones hasta sobrepasar los 2 mil millones de dólares. Hoy apenas los envíos de frutas y hortalizas llegan a 1.400 millones de dólares.

El propio presidente Martín Vizcarra ha dicho que se hará una nueva licitación para Palo Redondo, opción que obviamente demorará mucho más tiempo, y no incluirá la construcción del canal madre hacia Chicama.

Es decir, la tercera etapa de Chavimochic nunca se concretará, ya que está claro que el agua no llegará hasta el desierto de Chicama. Y es así, como el proyecto más importante de la historia de la región La Libertad se ha truncado.

Se trata de 715 millones de dólares de inversión que fueron canjeados por la ética y la moral que unos predican, pero que lamentablemente, se olvidaron que arrastran un enorme rabo de paja.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2020