HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: La Industria.

Por: Redacción La Industria

CASH

Publicada el 28/01/2020 - 12:35 PM

[OPINIÓN] El nuevo Congreso y la muerte política del Apra, por Víctor Jara


“¿Valió la pena disolver el Congreso? En líneas generales, sí porque este Congreso tendrá mayor pluralismo político”, indica nuestro columnista.

La muerte política del Apra y la fulminación de Fuerza Popular, que nos dejaron las elecciones del último domingo, pueden significar tres cosas: primero, no habría un enfrentamiento y revanchismo partidario en el Parlamento, tal como el grupo naranja lo hizo en su paso por el Congreso.

Segundo, tendremos un hemiciclo con mayor pluralismo, lo que permitirá que un acuerdo o proyecto obtenga un interesante consenso o cuota de legitimidad.

Y tercero, existe un riesgo de que si las cosas no mejoran, los grupos radicales intentarán incrementar su protagonismo, pero para buena suerte, los chicos malos de la película llegan por cuerdas separadas y no hay indicios que nos hagan pensar que podrían apostar por una gran alianza política.

Entonces, ¿valió la pena disolver el Congreso? En líneas generales, sí porque este Congreso tendrá mayor pluralismo político, el cual no es más que la defensa de los intereses de diferentes grupos sociales, lo que precisamente es el fin supremo de la democracia.

Sin embargo, no podemos ser muy optimistas sabiendo que históricamente el Congreso es uno de las instituciones con mayor rechazo de la población. No obstante, en el poco tiempo que les queda, los parlamentarios pueden demostrar que verdaderamente les interesa trabajar por el Perú.

Se imaginan en qué y cómo hubiera terminado el Congreso disuelto. Seguramente tapando y bloqueando todo tipo de investigación contra la corrupción y tirando abajo cualquier reforma que afecte sus intereses sin importarle el bienestar del pueblo.

Si soportamos tres años a dos agrupaciones que apostaron por las organizaciones delictivas, en los siguientes meses podemos ver más casos de corrupción, pero ojalá no sean tan brutales como la que vivimos con el Congreso disuelto.


Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2020