HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 27/01/2020 - 06:06 PM

[OPINIÓN] Rentabilidad de la cultura, por Carlos Mozo


“Debemos reconocer la contribución de la cultura como factor de cohesión ante los procesos de profundización de desigualdades económicas y de tensiones de convivencia social”, indica nuestro columnista.

Escribe: Dr. Carlos Mozo Blas.

Desde hace mucho se ha catalogado al Perú como un país pluricultural, multiétnico, multilinguista, mega diverso en lo social y cultural, además de biodiverso. En este contexto nos ponemos a reflexionar sobre la herencia que nos dejaron nuestros antepasados, quienes, a diferencia de nosotros, si supieron imaginar, crear, diseñar y aplicar estrategias para aprovechar, los recursos disponibles, viabilizando inicialmente su sobrevivencia hasta alcanzar el desarrollo comunitario integral. Ellos son la prueba que la cultura es rentable en el propósito de alcanzar un desarrollo inclusivo, armónico y sustentable en el país.

En este siglo XXI, encontramos que la cultura viene acentuando progresivamente su rol en relación  a la economía y al desarrollo. Se viene destacando su importancia como impulsora de desarrollo e integración social, de su relevante papel ante la diversidad cultural, la cohesión de territorialidades y comunidades minoritarias, los procesos de igualdad de género y la problemática de las comunidades rurales y urbanas marginales.

Los emprendedores están comenzando a percibir y reconocer que la cultura juega un rol mucho más importante de lo que suponían y constatado que las decisiones inversionistas, las iniciativas económicas y financieras, tienen muchas más posibilidades de avanzar con éxito si simultáneamente se tiene en cuenta la perspectiva cultural para aprovechar las sabidurías populares, el patrimonio cultural y la biodiversidad para impulsar empresas que generen el desarrollo integral de los pueblos.

Es evidente el riesgo de los desequilibrios entre la conservación y el uso económico de un bien cultural y natural. El impacto económico en la cultura es positivo siempre y cuando exista reciprocidad y la tensión subyacente entre las palabras explotación y conservación se suavice o mitigue al máximo.

Además debemos reconocer de forma trascendental la contribución de la cultura como factor de cohesión ante los procesos de profundización de desigualdades económicas y de tensiones de convivencia social. Esta propensión se percibe particularmente, en la dimensión que las mismas representan en el plano de los intercambios de bienes y servicios culturales entre las economías de las territorialidades.

La cultura es rentable para el desarrollo de los pueblos porque simboliza la capacidad de los peruanos para aprovechar efectivamente gestando industrias culturales poniendo en valor la riqueza de nuestro patrimonio arqueológico, histórico, gastronómico, artesanal, folklórico, conocimientos ancestrales y demás cultural vivas, promoviendo el turismo responsable de cara al desarrollo sostenible y sustentable de nuestro país.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020