Publicado: 19/05/2017
Sepa cómo lograr un contenido de calidad en la comunicación 2.0
Si en marketing todos coinciden en que el contenido es el rey, ¿por qué no todo lo que se publica puede llegar a ostentar una corona? Aquí te lo explicamos.
Foto: difusión

Cantidad no significa, necesariamente, calidad. Uno puede publicar tantas palabras, posts, tuits o artículos, o puede lograr tantos likes, me gusta o seguidores. El número, insisto, no siempre es sinónimo de gran contenido. Los ejemplos abundan. ¿Qué es lo que se ha propuesto tu empresa o qué es lo que requieres como profesional? Sin duda, buscamos valor y que este sea reconocido por la audiencia.


Si hablamos de contenido de calidad, no debemos olvidar que este se ha diseñado pensando en un público objetivo. Quien juzga, evalúa, reconoce y pregona lo bueno es el usuario, a quien debemos conocer en profundidad. Pensar solo en la optimización de los buscadores (SEO), es decir, en las palabras claves y el número de enlaces, solo nos conduce a pensar en algunos factores que definen la excelencia.


Si garantizamos calidad, el visitante se convertirá en lector. No existe mejor experiencia que cuando un usuario encuentra lo que tanto buscaba y se engancha con la empresa, institución o profesional. Lograr tráfico con un buen contenido es un reto mayor que trasciende a la copia y a las fórmulas conocidas. Recuerda: una página popular no siempre significará ganar más clientes.


ALGO MÁS

Pautas para generar contenido de nivel


- Compite. No publiques información que cualquier usuario lo puede hacer. Marque la diferencia en la calidad de la información, además de lo novedoso y su impacto.


- Respalda. Publica sobre temas que domines por tu formación académica, experiencia laboral e interés personal, que pueda sumar a tu marca y diferenciarte de los demás.


- Esfuérzate. Invierte tiempo en la investigación, redacción y edición de los contenidos. Es una buena oportunidad para resolver las necesidades de tu futuro cliente.


- Mide. Aunque hemos dicho que el primer objetivo no es lo cuantitativo, sí es necesario revisar los indicadores. Así sabremos cuáles se traducen en el valor que buscamos.


EL DATO: 10%

Es el porcentaje de contenido de calidad de todo lo que se publica en internet, según Gerry McGovern, autor de Killer Web Content. Hay una diferencia entre contenido de relleno con el de valor.