Publicado: 17/05/2017
Fiscalía evalúa investigar a ONG por caso de estafa
Voluntarios extranjeros denunciaron ante la PNP a asociación Rescue Perú. Agrupación canceló su portal web y en domicilio legal aseguran que no funciona ONG.

Por presuntamente estafar a seis jóvenes voluntarios extranjeros que cumplían labores de asistencia social en colegios públicos de Trujillo, el Ministerio Público evalúa investigar a la ONG trujillana Rescue Perú.


Ello debido a que seis ciudadanos de cuatro nacionalidades denunciaron ante la Policía de Turismo a esta asociación local por un presunto incumplimiento del contrato que les habría generado un considerable perjuicio económico.


Según declaró el titular de la Segunda Fiscalía de Prevención del Delito, Erick Rodríguez Musto, el delito de estafa es muy común en las ONG informales que buscar lucrar a costa de la necesidad de los más pobres.


“La Fiscalía de Prevención hemos tenido conocimiento de la ocurrencia del presunto delito de estafa en agravio de extranjeros que vienen como voluntarios y contactan con ONG que son informales. Si no están conformes con el servicio, las ONG deberían devolverles el porcentaje de dinero que no han gastado”, mencionó a este Diario.


Fases de proceso


El magistrado explicó que la Policía de Turismo deberá remitir la denuncia formal al Ministerio Público para el inicio de las pesquisas, aunque aclaró que el ente fiscalizador también puede intervenir de oficio cuando existe “una duda de algún acto, posibilidad o riesgo de que alguna ONG esté brindando sus servicios sin tener una lista de beneficiarios, y cuando no se conoce hacia dónde van a estar destinados los fondos, podemos realizar una intervención con la finalidad de prevenir el delito de estafa”.


Vale indicar que, un grupo de jóvenes extranjeros que llegó hace poco más de dos semanas a nuestra ciudad para servir como voluntarios en la ONG Rescue Perú denunciaron haber sido víctimas de estafa y maltrato laboral.


Tres de los denunciantes identificados como Izaskun Kortazar Errekatxo, de nacionalidad española; Pati Debadatta, natural de la India; y Beatrice Bigler, de nacionalidad alemana; dijeron que esta asociación se promociona en diversos portales web como una ONG que brinda apoyo en el proceso de aprendizaje del idioma inglés en escuelas públicas de zonas marginales de Trujillo, así como en el cuidado de animales en condición de abandono, pero que tras recibir pagos entre US$ 200 y US$ 800, no rinden cuentas a los voluntarios sobre el uso del dinero.