Publicado: 20/04/2017
El Niño Costero está en descenso y culminaría este mes
Vocero del COEN indicó que el monitoreo en las zonas de emergencia es constante y que incluso ya ha empezado la etapa de reconstrucción.
Compartir Compartir
También dio cuenta del periodo de heladas y friajes que afectarán a diversas regiones del país.

La emergencia generada en el norte del país por los estragos del fenómeno El Niño costero está “en franco descenso” y, según la comunidad científica, este debe de culminar a fines de abril, informó hoy el vocero del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), Jorge Chávez.


Indicó, sin embargo, que el monitoreo en las zonas de emergencia es constante y que incluso ya ha empezado la etapa de reconstrucción y rehabilitación de las localidades afectadas por las intensas lluvias, huaicos e inundaciones que se registraron en diversas regiones peruanas.


“Se viene llevando a cabo la habilitación de albergues. Son 34,992 personas para 184 albergues en Piura, Lambayeque, La Libertad, Lima Provincias y Lima Metropolitana. Sin embargo, el COEN sigue monitoreando las alertas, el incremento de los caudales y el volcán Sabancaya”, refirió en general de Ejército.


En diálogo con el micronoticiero del COEN, que se emite por la señal de TV Perú, Chávez también dio cuenta del periodo de heladas y friajes que afectarán a diversas regiones del país con temperaturas que descenderían hasta los -20 grados Celsius.


Proyectó que las heladas se sentirían en más de 190 distritos, mientras que el friaje se registrará en más de 40 localidades del país.


Entre las regiones que soportarán el periodo de intenso frío y heladas figuran Huancavelica, Ayacucho, Arequipa, Cusco, Puno, Moquegua y Tacna, mientras que vientos fríos provenientes del sur se sentirán en Madre de Dios, Ucayali, Huánuco, San Martín y parte de Loreto.


Según remarcó, en el marco del plan multisectorial diseñado por el Poder Ejecutivo, se vienen tomando acciones operativas y administrativas para mitigar los efectos de ese periodo de frío intenso y salvaguardar a la población, pues la idea es “estar un paso adelante” de esa temporada climática.


(Fuente: Andina)