Publicado: 20/04/2017
“Las autoridades han sido muy negligentes y blandas”
En entrevista con La Industria, José Landauro criticó a funcionarios y considera que existen intereses ocultos para no retirar a familias de las quebradas.
Compartir Compartir
José Landauro Valentini fue decano del Colegio de Ingenieros de La Libertad.

Con la autoridad que le da el haber sido decano de su orden profesional en el 2003, el presidente del Consejo Consultivo del Colegio de Ingenieros de La Libertad, José Landauro Valentini, levanta su voz crítica y analiza las causas del embate natural.


- El decano Luis Mesones Odar ha dicho que los proyectos de reconstrucción deben ser visados por el Colegio de Ingenieros, ¿qué opina al respecto?

- En una carta enviada el 11 de abril, señalamos que estábamos preocupados por una opinión que había emitido, pues el Colegio de Ingenieros debe tener libertad de opinión y de crítica sobre los proyectos de interés común y regional; pero perdería esta libertad si se vuelve partícipe de los proyectos y se crearía instancia administrativa adicional que generaría más burocracia.


- ¿Un visado a los proyectos de inversión estatal empeñaría la posición del Colegio de Ingenieros?

- Naturalmente. Supongamos que el Colegio tenga que visar la construcción de una carretera, se haría responsable de la misma y perdería su capacidad de opinión y crítica porque ya avaló este proyecto. El colegio solo asesora, pero no debe formar parte de este campo.


- ¿Cree que hubo negligencia de parte de las autoridades en la prevención del Niño Costero?

- En mis años de experiencia, debo señalar enfáticamente que no ha habido previsión sobre lo que iba a suceder porque los anuncios eran anticipados. Por otro lado, están los negociados de los lotes en las zonas vulneradas. Todos sabían que por esos lugares pasan un torrente de la quebrada y que iba a afectar a las familias.


- ¿A qué se refiere cuando dice ‘negociado’?

- A los traficantes (de terrenos), incluso de algunas autoridades como alcaldes distritales.(…) (Por ejemplo) Huanchaco, que tiene un centro poblado llamado Virgen del Socorro, ubicado en la zona vulnerable de El Milagro. Entonces, ¿a cambio de qué? De repente, a cambio de votos, por congraciarse, en fin, las razones no las conozco.


- ¿Hubo interés de las autoridades al permitir que cientos de familias construyan sus casas en zonas vulnerables?

- Hay que deducir, tampoco se puede descalificar. Más que nada, hubo negligencia y descontrol porque (las autoridades) han podido ser más enérgicas y sacar de ahí a las familias afectadas y reubicarlas, es decir, no dejarlas en el aire. Las autoridades tenían la obligación de conocer cuáles son las zonas vulnerables y peligrosas. El agua, que no tuvo un cauce regular, buscó su camino, pero al hacerlo se fue por todos los sitios. El ordenamiento territorial debe comprender la ocupación de los espacios públicos adecuados y seguros.