Publicado: 12/04/2017
Las Palmas recibe alimentos y ahora quiere reubicación
Responsable del Coer programa vuelo con alimentos para el caserío Succhabamba, aislado por los últimos fenómenos meteorológicos.
VIGILADOS. Todas la entregas de alimentos han sido supervisadas. Un representante de la Contraloría viajó para verificar la entrega en Las Palmas.

Gran Chimú. El dramático llamado de auxilio que hizo Doila Hernández Cabrera, desde el caserío Las Palmas, en el distrito de Marmot-Compín, la noche del último jueves (6 de marzo), ayer se transformó en expresiones de júbilo y agradecimiento al gobernador regional de La Libertad, Luis Valdez Farías, al recibir un lote de alimentos y herramientas que fue transportado en un helicóptero del Ejército Peruano.


Decenas de familias llegaron hasta La Pampa del Sugurún, a 30 minutos caminando de la zona urbana, emocionados por la llegada de la nave que transportaba las provisiones, las mismas que buscan aliviar la falta de alimentos provocada por dos meses de aislamiento, debido a la destrucción de su carretera y caminos, como consecuencia de las torrenciales lluvias que aún caen en la zona.


Debido a lo accidentado del lugar, los pilotos del helicóptero hicieron tres intentos de aterrizaje frustrados, y en la cuarta, al fin, identificaron una colina, donde los pobladores habían preparado el escenario e incluso izaron una bandera y delinearon un círculo blanco para facilitar el descenso y despegue de la nave.


Las gestiones efectuadas ante el gobernador regional Valdez Farías surtieron efecto en la víspera. La autoridad dispuso la atención a la población de Las Palmas con una dotación de una tonelada y media de alimentos, los mismos que serían transportados en un helicóptero del Ejército Peruano.


El gerente regional de Cooperación Técnica y Promoción de la Inversión Privada del Gobierno Regional de La Libertad, Jesús Torres Saravia, actualmente coordinador de vuelos y provisiones del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (Coer), asignó las provisiones alimentarias e incluso herramientas (carretillas y palanas) al alcalde de Marmot – Compín, Wilson Valverde Rodríguez.


El ejecutivo programó el vuelo y luego se comprometió con una nueva entrega de alimentos para el caserío de Succhabamba, el mismo que se tiene previsto ejecutar el jueves o viernes de esta semana.


Fallas geológicas


Doila Hernández no sólo expresó su preocupación por el aislamiento de su pueblo, sino por una serie de rajaduras que presenta la zona urbana, debido a acentuadas fallas geológicas, las mismas que oportunamente fueron advertidas por expertos de Defensa Civil.