Publicado: 20/03/2017
Buenos Aires, El Milagro y La Esperanza también golpeados
El sexto huaico provocado por las aguas de la quebrada San Ildefonso golpeó duramente a Buenos Aires. El León hizo lo propio en Huanchaco.
Compartir Compartir
Foto La Industria.

La creciente de la quebrada El León, con la misma intensidad, se desplazó por toda la avenida Larco y finalmente llegó hasta el sector Buenos Aires del distrito de Víctor Larco. En la víspera, allí, ya estaban padeciendo con el cúmulo de agua de la quinta arremetida de la quebrada de San Ildefonso. Esta vez el torrente llegó hasta el metro y medio en algunas calles.



Ayer, a través de diferentes emisoras, los pobladores clamaban ayuda. Estaban con el agua, al interior de su casa, hasta las rodillas. No solo era agua, sino lodo. Exigían que de manera inmediata se abriera el muro de contención que se construyó en el balneario de Buenos Aires para evitar el oleaje anómalo, para que el agua de la quebrada desfogara por allí al mar. Además que les proporcionen motobombas para desfogar las enormes lagunas que se originaron y que se han convertido en verdaderos focos infecciosos. Hasta ayer nada de eso se concretaba. La situación para ellos empeoró cuando al mismo tiempo que eran afectados por el agua de la quebrada, empezó una tormenta, con una lluvia intensa.



La quebrada del León ayer también rugió con más fuerza. Se activó de manera sincronizada con la de San Ildefonso. Su arremetida igual fue devastadora. Irrumpió con fuerza en el centro poblado El Milagro, sector Virgen del Socorro, Sol Naciente y Víctor Raúl, arrasando varias viviendas de adobe.



Un brazo de la quebrada se abrió por el Parque Industrial, a la altura del centro poblado de Wichanzao, y bajó a la tercera etapa de la urbanización Manuel Arévalo de La Esperanza. Unas 500 viviendas colapsaron y otras 800 quedaron inundadas en estas zonas.



El torrente siguió a los sectores Valdivia, El Trópico, Huanchaquito, Bello Horizonte y Villa Aeropuerto. Se depositó en el canal que se hizo para discurrir la quebrada, inundando toda la avenida La Ribera del balneario de Huanchaco. El agua se empozó a las afueras de la comisaría y la municipalidad de Huanchaco, perjudicando los restaurantes que están al frente de estas instituciones. La salida de la quebrada del León llegó, incluso, a atravesar la vía de evitamiento, a la altura del prostíbulo Bahía Rosa. Varias familias quedaron en la calle, a la intemperie. Hasta estos lugares llegó maquinaria pesada para orientar el cauce de la quebrada. Con motobombas se desfogaba el agua acumulada. En El Porvenir, Huanchaco, El Milagro y Buenos Aires, no tenían agua.


“Hemos sido golpeados dos días por el desborde de la quebrada del León. En el sector Virgen del Socorro, que está ubicado junto al Parque Industrial, al menos 60 viviendas han colapsado. Ahora estamos instalando carpas, pero la gente quiere estar en su casa para cuidar las pocas pertenencias que les quedan. Continuamos trabajando porque se han activado dos brazos de la quebrada, canalizando el agua. Vamos a iniciar un proceso penal a la ANA por no haber previsto el erradicar a invasores y que el cauce siga su curso natural”, dijo el alcalde de La Esperanza, Daniel Marcelo.