Publicado: 19/03/2017
Más de 10 mil liberteños damnificados por desbordes
Las lluvias y desbordes de ríos y quebradas en la región dejaron 20 mil 500 liberteños afectados mientras que los damnificados bordeaba los 10 mil.
Compartir Compartir
Autoridades de distintas localidades llevaron víveres a familias afectadas.

Horas antes de estos desbordes, el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (Coer) informó que el número de afectados por las lluvias y desbordes de ríos y quebradas en la región era de 20 mil 500 liberteños mientras que los damnificados bordeaba los 10 mil. Sin embargo, las autoridades estiman que esas cifras aumentaron considerablemente tras los deslizamientos de agua y lodo registraron en horas de la tarde.


Miraflores, Las Quintanas, Primavera, Huerta Grande, barrio Chicago, Santa María, San Andrés, Los Rosales, quedaron literalmente inundados. Los Pinos, Las Flores, La Merced, Vista Hermosa, entre otras urbanizaciones aledañas, también quedaron bloqueadas debido a que las principales avenidas que conectan estos sectores se convirtieron en arroyos con un fuerte caudal capaz de arrastrar a quien se atreva a cruzarlas.


Con menor impacto, pero con las mismas consecuencias: falta de agua, escasez de alimentos, viviendas colapsadas y familias en la calle es el panorama en los sectores Puente Veneno, Bello Horizonte y Quirihuac, tras el desborde de las quebradas San Carlos, y La Tumbesina, por tercera vez en dos días.


Durante la mañana de ayer, brigadas de Defensa Civil de Laredo inspeccionaron los diques en la parte alta de las cuencas, luego del deslizamiento de piedra y lodo que afectó a decenas de familias en dichos sectores, pero se percataron que estaba seca descartando otro posible desborde.


Más de 20 familias en la zona Nuevo San Carlos resultaron afectados por este desastre. Los moradores han rescatado algunas pertenencias y evacuaron a los segundos niveles de algunas viviendas, mientras observaban perplejos que el agua se lleva algunas de sus predios.


Unas 60 familias en zona de Puente Veneno –que se ubica en el cauce de la quebrada San Carlos—quedaron anegadas y sin servicios básicos. En esa zona colapsaron seis inmuebles dejando en la calle a 30 personas, quienes han recibido la caridad de sus vecinos. También están a la espera de ayuda humanitaria.


“Lo hemos perdido todo. Desde el miércoles sufrimos severos daños en nuestro sector, ya no sabemos qué hacer. Lo mejor sería que nos reubiquen. También hemos sido víctimas de saqueos”, contó entre lágrimas uno de los afectados.