Publicado: 12/03/2017
Colocan rocas para evitar más daños del río Chicama
No para de llover y el río Chicama incrementa su volumen y golpea todo lo que encuentra a su paso: cultivos, la pista y las mismas defensas ribereñas.
Con este enrocado se busca que se siga destrozando la carretera.

Las autoridades distritales de Chicama y de la región La Libertad organizan una evaluación de los daños que ocasiona hasta el momento el Río Chicama. Hasta el lugar donde la carretera está erosionada llegó maquinaria del Ministerio de Vivienda y del Gobierno Regional La Libertad para iniciar los trabajos de prevención.


El consejero por Gran Chimú, Joel Díaz Velásquez informó que continuarán los trabajos de enrocado en el tramo averiado de la vía nacional Pampas de Jaguey, a fin de que no se vea afectada la vía.


La maquinaria consta de dos excavadoras, cinco volquetes para traer rocas y su posterior colocación para el desvío de las aguas. En este trabajo se coordinó con  Provías Cajamarca y la la Municipalidad Provincial de Gran Chimú.


Apoyo


El año pasado, se ejecutaron obras de prevención en el río Chicama, específicamente en la margen izquierda lo cual permitió que varios sectores no se vean afectados como en años anteriores. Para el alcalde de Santiago de Cao, Enrique del Campo Cisneros, el sector de Sumanique siempre sufría las consecuencias del incremento del caudal, pero este año parece que será diferente.


El último viernes el río marcaban 243 metros cúbicos por segundo, sin embargo ayer sábado se mantuvo en un caudal de 179 metros cúbicos por segundo generando zozobra en la población de diversos sectores.


“Hay sectores que si se han visto afectados en la parte alta del distrito de Chicama. Eso no lo podemos negar”, manifestó el alcalde quien informó que ya hay maquinaria descolmatando el río.