Publicado: 12/03/2017
Festival Holi envuelve en color a las viudas de la India
Mujeres hindúes que perdieron a sus cónyuges no pueden tocar colores por el resto de sus vidas. En este festival, pueden olvidarse de las restricciones.
Compartir Compartir
"Celebrar Holi significa mucho para ellas, que lo han perdido todo" asegura la presidenta de una ONG. | Fotos: EFE

En el norte de la India, enviudar significa ganarse el repudio de una sociedad y tener que vivir en refugios por el resto de su vida. Significa además, no poder vestir o tocar colores, ni participar en celebraciones familiares o sociales. Resumido en una frase: perder al cónyuge en es morir en vida.


Contra todo estigma social, las viudas hindúes salen a las calles en una fecha especial: el festival Holi. Este espectáculo de color celebra la llegada de la primavera y el ‘triunfo del bien sobre el mal’. Durante dos días, todas las brechas y diferencias de clases desaparecen, sin embargo, las mujeres que perdieron a sus maridos también están vetadas de celebrar. 


En Vrindavan, un lugar al norte de la india que se ha convertido la ciudad de las viudas, desde el 2013 cientos de mujeres refugiadas se unen a esta celebración y al menos por unos instantes, olvidan el mandato que las obliga a permanecer de blanco –el color del luto- por el resto de sus vidas.


"Celebrar Holi significa mucho para ellas, que lo han perdido todo, y les hace sentirse parte de la sociedad de nuevo", explicó a Efe la vicepresidenta de la ONG, Sulabh International,  Vinita Verma, después de que miles de pétalos y decenas de kilos de "gulal", como llaman a los polvos de colores, fueran lanzados en el patio del templo de Gopinath.