Publicado: 11/03/2017
Ciudad de Rusia se declara “libre de homosexuales”
Alcalde de Svetogorsk prohibió la entrada de activistas del movimiento LGTB.
Para ingresar a la ciudad se necesita un permiso especial (foto: difusión).

Moscú (Efe). Svetogorsk es una pequeña ciudad rusa fronteriza con Finlandia que ha saltado a la fama después de que su alcalde declarase públicamente que, entre sus poco más de 15.000 habitantes, "no hay ni un solo gay".


"En Svetogorsk no hubo, no hay y no habrá ni un solo gay", declaró a comienzos de mes alcalde Serguéi Davidov.


Davidov, un coronel del Ejército ruso en la reserva, incluso invitó al diputado Serguéi Milónov, a visitar la ciudad para comprobar que está en lo cierto.


"Con todos los respetos para Milónov, es importante decir que el diputado ha dedicado muchos esfuerzos a ese problema, pero no ha logrado unos resultados tan extraordinarios", dijo.


Milónov es el político que promovió la adopción de la ley contra la propaganda homosexual. El alcalde destacó que en los últimos años en San Petersburgo, considerada la ciudad más liberal de Rusia, "tienen lugar continuamente marchas de orgullo gay".


Inician problemas


Todo empezó con la aparición en una tienda local, que se encuentra a unos pocos cientos de metros de una escuela, de caramelos con forma de órgano sexual masculino, lo que el Ayuntamiento consideró inadmisible.


Entonces, Davidov consideró necesario estudiar el tema y declarar que en Svetogorsk, ciudad cerrada desde tiempos soviéticos al ser fronteriza con el mundo occidental, no hay gays.


Respuestas


Los activistas homosexuales de San Petersburgo se desplazaron para ser "los primeros gays" en pisar la ciudad. Incluso intentaron reunirse con el alcalde, pero este se negó a recibirlos y finalmente fueron detenidos, al igual que periodistas que han intentado acceder a la ciudad en los últimos días.


"Las declaraciones del alcalde son un reflejo de la situación en el resto del país. En Rusia es el Estado el que promueve la homofobia", aseguró esta semana a Efe Alexéi Serguéyev, uno de los activistas de la Alianza de heterosexuales y LGBT por la igualdad de derechos, que viajó a Svetogorsk.


"Prometí que los gais no pasarían, entonces no pasarán", dijo como respuesta Davidov.


Tras las declaraciones del alcalde de Svetogorsk, otros dirigentes de localidades de la región también han proclamado sus ambiciones de convertirse en capitales de la lucha contra las minorías sexuales.