Publicado: 23/02/2017
Trabajadores de aerolínea inician huelga y vuelos se suspenden
El 60% de los vuelos fueron cancelados debido a las protestas de los empleados por posibles despidos y rebajas de sueldos.
Compartir Compartir
Azafatas y pilotos se manifiestan en aeropuerto cerca de Roma, Italia.

Roma. La aerolínea italiana Alitalia canceló el 60% de los vuelos programados para este jueves debido a la huelga de los trabajadores contra el plan de saneamiento de la compañía.


En un comunicado, la empresa indicó que los vuelos afectados son nacionales e internacionales. Además informó que la huelga es organizada por sindicatos y asociaciones profesionales. La aerolínea señaló que ha activado un plan extraordinario para reubicar en los primeros vuelos a la mayor cantidad de pasajeros afectados por la huelga.


En los aeropuertos de Roma y Milán la compañía reforzó el personal para garantizar la máxima asistencia posible a los clientes. En la nota, Alitalia sostuvo que el servicio se verá afectado incluso hasta las primeras horas del viernes.


Los empleados protestan por el plan estratégico y de saneamiento de las cuentas de Alitalia que prevé la sustitución de forma unilateral por parte de la compañía del convenio colectivo nacional, cuya vigencia finalizó a finales de 2016, por otro desarrollado por la empresa.


Este nuevo convenio comprendería una rebaja de los sueldos de los trabajadores y se sumaría a los despidos que tiene previsto ejecutar Alitalia con el objetivo de reducir sus pérdidas, que este año alcanzarán previsiblemente los 600 millones de euros, según medios locales.


El Gobierno italiano se reunió con los directivos de la aerolínea para pedirles que inicien una mesa de diálogo con los trabajadores y llegar a una solución.


 Alitalia arrastra desde hace años problemas financieros y en 2009 estuvo al borde de la bancarrota, pero fue salvada por un grupo de unos veinte inversores privados italianos y Air France-KLM.


En diciembre de 2013, la aerolínea italiana anunció un aumento de capital de 300 millones de euros y en julio de 2014 alcanzó un acuerdo de compra con Etihad, por el que la compañía emiratí inyectaba en Alitalia cerca de 560 millones de euros (762.4 millones dólares) y se hacía con el 49 % de la italiana.


A fines de enero, la compañía de bajo coste Ryanair se mostró disponible a firmar acuerdos de colaboración con Alitalia para atajar sus problemas financieros, pero le advirtió de que primero debía romper relaciones con Air France.