Publicado: 17/02/2017
Gran Chimú: tramo de carretera cede ante la humedad
Un tramo vial de 12 metros se hundió cerca del cruce de Cascas. el Río Chicama golpea con fuerza en el área debilitada.
Compartir Compartir
RÍO ARREMETE. El caudal golpea contra la estructura de piedra y ha formado profundas grietas.

Las carreteras al interior de la provincia Gran Chimú empiezan a sufrir los estragos de las lluvias. Al menos 10 metros del pavimento (mortero asfáltico) cedió a la humedad provocada por el caudal del río Chicama que golpea con fuerza contra un gavión que fue construido para proteger la vía.


La avería se sitúa a medio kilómetro del túnel, frente al caserío Pampas del Bao. Los choferes toman sus precauciones al momento de pasar por el lugar, porque temen que debido a la falta de compactación de la vía, ésta pueda ceder al peso de los vehículos que transitan por el lugar y provocar un accidente.


La vía desde Sausal hasta Cruce Cascas también ha empezado a desmoronarse por efecto de la humedad y el tráfico pesado que transita por la zona.


Desde el Cruce Cascas hasta Baños Chimú la nueva obra de mantenimiento con mortero asfáltico también ya empezó a destruirse en diversos tramos como consecuencia de las persistentes lluvias.


Otras vías afectadas

 

La obra en ejecución de mantenimiento vial que ejecuta el Gobierno con financiamiento de Provías hacia los distritos de Lucma y Sayapullo también  resultaron seriamente afectadas. En opinión del gerente municipal Juan Morilla Bulnes durante el periodo de lluvias en la sierra se debe paralizar este tipo de trabajos para cautelar la inversión.

 

Enormes grietas


El tramo vial más afectado y que representa peligro está ubicado a 3 kilómetros del Cruce Cascas, en el sector Cojitambo, a unos 500 metros de El Túnel. Son 12 metros de plataforma que ha sido agrietada, lo cual ha generado desniveles hasta de 50 centímetros.