Publicado: 24/12/2016
Poeta David Novoa gana premio nacional de poesía oral
Trujillano dialogó con La Industria y contó su experiencia y próximos proyectos.
Compartir Compartir
Fue ganador del Premio Poeta Joven del Perú en 1990

El poeta David Novoa –ganador en 1990 del premio Poeta Joven del Perú- obtuvo una nueva presea para Trujillo. Se trata del primer lugar en el Slam Final de Poesía Oral realizado el sábado 17 de diciembre en Lima.


El evento, ejecutado por el colectivo de arte y comunicaciones Reporteros Infiltrados y patrocinado por el Municipio de Barranco, se concluyó en la plaza principal de este distrito capitalino con la presencia de los ganadores de las tres versiones anteriores; Novoa había ocupado el primer lugar en la segunda edición de este novedoso certamen.


Participaron más de 150 poetas de todo el Perú y el premio principal, aparte de medalla, trofeo, diploma y video profesional, es el ingreso al circuito internacional de slammers –poetas orales– poderosamente desarrollado en España y México.


Novoa nos contó de su experiencia: “Realmente fue un certamen hecho a mi medida. Durante años he trabajado la performance poética en solitario, aquí en Trujillo, lo cual me ha traído críticas y envidias, pero desde que apareció este concurso advertí que estuve sembrando para cosechar precisamente aquí, en esta forma de asumir la Poesía que no es nueva, sino, todo lo contrario, es la esencia de los antiguos bardos y trovadores que recorrían los pueblos con sus historias y versos en los labios: la poesía oralizada”.


-¿Te da libertad la poesía, David?


-Oh no, hermano. La Poesía es la libertad misma, aunarme a ella, darme yo, dejarme llevar por Ella es mi forma de ser libre…


-¿Qué es el slam de poesía oral?


-El slam es un torneo en el que los participantes se enfrentan a través de recitales dramatizados ante un jurado conformado por literatos y personas seleccionadas del público. El formato está inspirado en el boxeo. Se hace por rondas donde cada poeta tiene tres minutos para hacer su poema… El slam es también un tipo de poesía. Es poesía oral interpretada. Muchos poetas que escriben slam no publican sus trabajos porque, para ellos, no son completos sin la interpretación. Lo cual no es mi caso. Yo he unido mi expresión física a mis versos ya publicados en mis libros.


-¿De dónde surge esta forma de hacer poesía?


-De Estados Unidos. En 1985, Marc Smith, un poeta que trabajaba en la construcción, empezó una serie de recitales en un club de jazz de Chicago, el Get Me High Lounge (Salón Colócame), revitalizando el aburrido formato de lecturas de versos que lamentablemente aleja a la gente de la poesía. El énfasis que daba a la interpretación fue la base para un estilo de poesía que al final se ha extendido por todo el mundo y ha llegado a nuestro país con este evento, lo cual es muy loco porque me he pasado años haciendo slam sin saberlo. La verdad, hay varias formas de llamar a mi trabajo con la Poesía: performance, postpoesía y ahora slam, pero en esencia se trata de consubstanciar el verso literario que es más mental, más intelectual, con la poesía viva que bulle en tu cuerpo y en tus emociones.


Más detalles en la edición de este domingo de La Industria.