Publicado: 17/12/2016
El centro histórico brilla una vez más en Navidad
Entidades públicas y privadas unieron esfuerzos para convertir a la décimo novena edición del festival en una ocasión inolvidable. Grupo La Industria es patrocinador.
Compartir Compartir

El Festival de Luces y Colores inició hace 19 años con el objetivo de reunir a las familias alrededor de un espectáculo diferente. Casi dos décadas después y bajo el lema “Paz para todos”, se ha convertido en una espectáculo imperecedero.


Para dar inicio, miles de personas se reunieron ayer alrededor del Monumento a La Libertad. Como primer número, el Coro de Niños de la Catedral, dirigidos por Manuel Bartra, cautivó a los espectadores con algunos villancicos.


Instantes después, el alcalde Elidio Espinoza se subió al estrado para dedicar palabras. “Quiero agradecer a cada una de las instituciones por continuar este festival, que ahora se ha ampliado con la iluminación del Paseo Pizarro. Esperemos que las familias vengan a compartir”, señaló.


La liturgia a cargo del Monseñor Manuel Cabrejos creó un ambiente de reflexión alrededor del nacimiento que aún necesitaba la representación de Jesús. Esta tarea estuvo a cargo de la madre Rocío Zapata y Karina De Orbegoso, fundadora y organizadora del evento que reconoció vivirlo con la misma ilusión del primer año.


Como toda fiesta, no podía prescindir un baile. Por ello, una singular pareja conformada por el campeón Ricardo Llerena y la tierna niña Paola I pusieron el broche de oro a la ceremonia inaugural.


Esfuerzo común

El Monseñor Miguel Cabrejos reconoció el esfuerzo de los 42 colaboradores y padrinos que colaboraron con el evento. “Quiero agradecer y felicitar a quiénes hicieron posible este espectáculo, entre ellos, el diario La Industria. Esperamos que esta navidad renovemos nuestro compromiso de paz y alegría”.